Refugiados salen de la estación de trenes en Dortmund, Alemania, después de llegar desde Hungría. |

Refugiados salen de la estación de trenes en Dortmund, Alemania, después de llegar desde Hungría. | EFE

Actualidad

Alemania recibió entre enero y agosto a 123.878 solicitantes de asilo

La Oficina Federal para la Migración y los Refugiados resolvio en lo que va de año 480.737 solicitudes de asilo. 

Alemania recibió en los ocho primeros meses del año a 123.878 solicitantes de asilo, la mayoría procedentes de Siria e Irak, y resolvió en ese mismo periodo los expedientes de 480.737 peticionarios, informó hoy el Ministerio del Interior.

De Siria llegaron entre enero y agosto 31.383 demandantes; de Irak, 13.385; de Afganistán, 8.503; y de Eritrea, 6.815, precisó.

La Oficina Federal para la Migración y los Refugiados (BAMF) resolvió en lo que va de año 480.737 solicitudes de asilo, un 22,4 % -u 87.904- más que en el mismo período del año pasado.

Un total de 100.341 personas (el 20,8 %) recibieron el estatus de refugiado, a 81.644 personas (el 17,0 %) se les garantizó protección subsidiaria, mientras que en el caso de 30.197 personas (el 6,3 %), la BAMF prohibió su expulsión.

En tanto, las solicitudes de 186.082 personas (el 38,7 %) fueron denegadas.

Otras 82.473 personas (el 17,2 %) se resolvieron según el reglamento de Dublín -que establece que el país que debe hacerse cargo de una petición de ese tipo es aquel en el que el demandante pisó por primera vez territorio comunitario- o se cerraron porque la solicitud de asilo fue retirada.

De esta manera, la cifra de expedientes abiertos sigue bajando de manera rápida, de 129.467 a finales de julio a 114.202 a finales del mes pasado, frente a los alrededor de 567.500 que estaban pendientes el 31 de agoste de 2016.

El tiempo medio de tramitación de las solicitudes presentadas en 2017 se sitúa actualmente en alrededor de dos meses, indica el comunicado.

La reducción de casos pendientes en la BAMF y de los tiempos de tramitación de los nuevos expedientes demuestran "que las medidas adoptadas funcionan", se congratuló el interior del Interior, Thomas de Maizière.

Según el ministro, se alcanza así el objetivo de que los solicitantes tengan certeza en un tiempo prudencial acerca de si tienen derecho a permanecer en Alemania.