Actualidad

La Guardia Civil desarticula una red de blanqueo del narcotráfico en Cádiz

La operación en el Campo de Gibraltar ha terminado con once detenidos y la intervención de 988.000 euros.

E.E. | AGENCIAS

La Guardia Civil ha desarticulado en el Campo de Gibraltar una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico en una operación con once detenidos y la intervención de 988.000 euros.

Según ha informado el instituto armado en un comunicado, la denominada Operación Dehesa se inició el pasado diciembre, cuando se detectó la existencia de un clan familiar afincado en Los Barrios (Cádiz) dedicado al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico, cuyos integrantes, siendo insolventes, estaban aumentando exponencialmente su patrimonio.

Este clan se dedicaba a introducir en el mercado legal de dinero los beneficios obtenidos ilegalmente del tráfico de estupefacientes.

Para ello, tenían alquiladas casas en urbanizaciones de lujo del Campo de Gibraltar, y además, ostentaban joyas caras y utilizaban vehículos de alta gama (uno de los detenidos regaló a su pareja sentimental un vehículo valorado en 50.000 euros).

Según la Guardia Civil, los detenidos habían diseñado un entramado de cuentas bancarias en las que ingresaban dinero sin justificar su origen, realizando transferencias de manera repetitiva entre ellas.

Constituyeron sociedades pantallas y préstamos hipotecarios y personales que cancelaban íntegramente a los pocos meses de su apertura.

También llevaron a cabo actividades empresariales como la apertura de dos establecimientos dedicados a la hostelería cuya actividad era casi nula, empleando en la decoración de los mismos importantes sumas de dinero.

La Guardia Civil realizó dos registros domiciliarios en los términos municipales de Algeciras y San Roque en los que se intervino abundante material informático, documental y de telefonía que está siendo analizado, siete vehículos de alta gama, numerosas joyas y cinco plantas de marihuana, procediendo a la solicitud del bloqueo de 28 cuentas bancarias, ascendiendo el valor de lo blanqueado cercano al millón de euros.

Con la detención se sus once integrantes, de nacionalidades españolas y marroquíes, se da completamente por desarticulada esta organización.