José Luis Rodríguez-Zapatero

Zapatero: “Nuestra tarea es ayudar a Venezuela en un absoluto respeto a su soberanía"

El expresidente expone ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos para discutir un intento de diálogo entre el régimen de Maduro y la oposición.

Zapatero, en su visita a Venezuela el pasado mayo.

Zapatero, en su visita a Venezuela el pasado mayo. Reuters

José Luis Rodríguez Zapatero se sentó frente a los representantes de los 34 miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), y prometió un “absoluto respeto” a la soberanía de Venezuela, sin injerencia, en su intento por facilitar un diálogo entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición, ante la fuerte crisis social, política y humanitaria que azota al país.

“No hay política en la violencia, no hay política en el fanatismo, no hay política en el rencor. Hay política en la generosidad, hay política en el reconocimiento, hay política en el respeto”, ha dicho Zapatero, al iniciar su ponencia en su rol de facilitador de diálogo entre el gobierno y la oposición en Venezuela.

“Nuestra tarea es ayudar a Venezuela antes su serios desafíos. Cooperar y colaborar, en un absoluto respeto a la soberanía de Venezuela”, ha definido. 

Venezuela fue otra vez el tema central de una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), con la presentación de Rodríguez Zapatero para discutir un intento de diálogo entre el régimen de Maduro y la oposición. El diálogo ha sido respaldado por la Unasur y también por la OEA.“La reconciliación es una tarea imprescindible”, ha abogado Zapatero. El ex presidente también ha pedido por la “pacificación” del debate político, muy caldeado en Caracas por las violaciones de derechos humanos del régimen chavista.“Entiendo esta tarea como un proceso de paz preventivo”, ha advertido el español. 

La ponencia de Zapatero llegó un día antes del debate convocado por el secretario General de la OEA, Luis Almagro, para que los embajadores de los 34 miembros de la OEA discutirán la posible implementación de la Carta Democrática Interamericana, que podría derivar en la suspensión de Venezuela en el organismo. Almagro, cuya decisión de activar la Carta Democrática causó malestar en algunos países de la región, ha dicho que no busca ese desenlace.

Antes de la exposición de Zapatero, la plataforma de partidos opositores Mesa de la Unidad Democrática (MUD) reiteró al Consejo Permanente que en Venezuela no existe un diálogo.

“La oposición venezolana y la Asamblea Nacional han solicitado la activación de la Carta Interamericana, y que ante esto el Gobierno venezolano ha convocado una reunión [...] para intentar vender un presunto “proceso de diálogo”, hasta la fecha inexistente, con el objetivo de frenar la activación del artículo 20 de la misma”, ha dicho la MUD en un comunicado.