Venezuela

Suspenden la audiencia de Leopoldo López a la que iba Gallardón en Venezuela

El exministro de Justicia Alberto Ruiz- Gallardón asegura que niegan el derecho a la defensa al opositor venezolano.

Ruiz- Gallardón a su llegada a Caracas el domingo para asistir a la defensa de Leopoldo López.

Ruiz- Gallardón a su llegada a Caracas el domingo para asistir a la defensa de Leopoldo López. Efe

  1. Venezuela
  2. Caracas
  3. Leopoldo López
  4. Alberto Ruiz Gallardón
  5. Nicolás Maduro

La audiencia de apelación de Leopoldo López ha quedado suspendida este lunes al no presentarse uno de los magistrados designados para la vista, que ha aducido indisposición física. No hay fecha para una nueva vista.

El exministro de Justicia español Alberto Ruiz- Gallardón y el abogado Javier Cremades se habían desplazado a Caracas para asistir como parte de la defensa del opositor venezolano -líder del partido Voluntad Popular- y preso político según organizaciones como Amnistía Internacional. 

Gallardón ha afirmado que a López se le niega su derecho a la defensa: "Hemos venido a intentar que se haga justicia a una persona injustificadamente condenada (y) detenida. No se puede hablar de Estado de derecho, mucho menos de democracia, donde se privan derechos fundamentales".

El exministro de Justicia español ha añadido que la comunidad internacional no puede mirar a otro lado cuando la situación en Venezuela es tan crítica. "Leopoldo López es ahora el símbolo en todo el mundo de la defensa de la libertad sobre la opresión", ha considerado Gallardón, que ha añadido: "La comunidad internacional no puede consentir, ni callar, ni mirar hacia otro lado".

"El encarcelamiento de Leopoldo López es injusto y perjudica la imagen del Gobierno", ha zanjado.

Tras la suspensión en el último momento de la vista, Gallardón y Cremades se han desplazado a la cárcel donde permanece preso Leopoldo López con la intención de poder visitarlo. Ambos se han unido así al equipo de defensa en el que ya participa el expresidente Felipe González.

López está condenado a 13 años de prisión al ser declarado culpable de las manifestaciones contra el Gobierno de Nicolás Maduro de febrero de 2014 con episodios violentos que desembocaron en la muerte de 43 personas.