Reino Unido

El Parlamento británico despide unido a Jo Cox, la laborista que miraba más allá de los partidos

No ha faltado ni un parlamentario. Todos querían rendir homenaje a la carismática diputada asesinada.

Ofrenda floral en el escaño de la diputada asesinada

Ofrenda floral en el escaño de la diputada asesinada TV

  1. Reino Unido
  2. Jo Cox
  3. David Cameron
  4. Jeremy Corbyn
  5. Partido Laborista

Los parlamentarios británicos han homenajeado a Jo Cox, la diputada laborista asesinada, este lunes por la tarde. Las dos cámaras del Parlamento británico, la de los Comunes y la de los Lores, fueron convocadas para celebrar una sesión extraordinaria para rendirle tributo, ya que el Parlamento está en recesión por la campaña del referéndum para la permanencia o no en la Unión Europea que se vota el jueves. Los políticos británicos quisieron mostrar de esta manera respeto a su colega y unidad ante el odio y la intolerancia. Han estado los 649 comunes y los 788 lores. 

En los Comunes, el portavoz del Parlamento, John Berkow, ha inaugurado los discursos. Dijo que la Cámara se había reunido “con desgarradora tristeza” y “sincera solidaridad”. La ha definido como una persona  “cariñosa, elocuente, con principios e inteligente, movida por el amor y la solidaridad”, y una “incansable activista por la igualdad, los derechos humanos y la justicia social”. 

Jeremy Corbyn, el líder del Partido Laborista, ha sido el siguiente en tomar la palabra para rendir homenaje a su trabajo. Ha explicado que dedicó la vida a servir a los demás y luchar por los otros y ha alabado su “integridad y talento”. También se ha acordado de Bernard Kenny, el jubilado de 77 años que está hospitalizado tras recibir varias apuñaladas cuando trató de ayudar a Cox, a quien ha deseado una pronta recuperación. Corbyn también ha reconodido estar emocionado por la solidaridad de la gente que ya ha donado más de un millón de euros en apenas cuatro días a la web creada para recaudar fondos para organizaciones benéficas que ella admiraba. “Necesitamos hacer una política más cálida y más gentil”, ha reflexionado Corbyn.

Mural con mensajes para Jo Cox en las cercanías de Westminster este lunes

Mural con mensajes para Jo Cox en las cercanías de Westminster este lunes Reuters

Necesitamos hacer una política más cálida y más gentil

El primer ministro David Cameron, por su parte, ha definido a Jo Cox como una mujer “encantadora, decidida, apasionada y una política progresista” que aprovechó el poder que puede tener la política para hacer del mundo un lugar mejor. Ha recordado que la conoció en Darfur en el año 2006 y ha destacado que ella no tenía ningún problema por compartir sus ideas con políticos conservadores.

"Su decisión de dar la bienvenida al entonces líder conservador en la oposición no fue del todo aceptada por todos sus colegas y amigos. Pero era típico de su determinación por cruzar las líneas de los partidos en asuntos que ella sentía que eran mucho más importantes que las políticas de partido”, ha expresado.

También ha hecho hincapié que no sólo estaba implicada en asuntos internacionales sino también locales. Trabajó con diversas comunidades en el área que representaba e “hizo que la gente sintiera que pertenecía a aquel lugar”. “Jo sacaba lo mejor de la gente y tenía un espíritu irreprimible”, agregó Cameron, que hizo un llamamiento a todo el Parlamento para “unirse frente al odio que la mató”.

Después la palabra ha ido pasando a todos aquellos parlamentarios que querían recordar algo de ella. La Cámara de los Comunes se ha llenado de emoción, de orgullo, de reivindicación y de lágrimas a veces, recordando la huella que había dejado Jo Cox entre sus colegas, fuera cual fuera su partido. Han compartido recuerdos de ella, conversaciones, anécdotas, y se han acordado de sus dos hijos, de su marido, y los demás familiares, que han seguido la extraordinaria sesión por televisión. Hablan de su legado, de continuar su lucha. 

El exministro conservador Andrew Mitchell, quien trabajó con ella en asuntos internacionales ha explicado que era laborista pero miraba más allá de los partidos políticos y no tuvo problema para entablar amistad con “un viejo tory irascible”. Ha recordado cuando lucharon juntos contra el genocidio de Darfur, en Sudán. “Jo era laborista en el tacto pero desdeñosa con las maniobras de partido, haciendo causa común con un viejo tory irascible, ella y yo nos convertimos en copresidentes de[l grupo parlamentario] Amigos para Siria”.

Rachel Reeve, compañera y amiga de Jo Cox, ha dicho que había vivido la vida que quería, tal y como dice su madre, con dificultades para contener la emoción. El conservador Stuart Andrew la ha definido como “una mujer orgullosa de ser de Yorkshire”.

También en la Cámara de los Lores se le ha rendido un sentido y contenido tributo. El obispo de Leeds ha citado el ‘Julio César’de Shakespeare: “el valiente sólo prueba la muerte una vez” y ha añadido que Cox estaba llena de vida y que “la muerte nunca tendrá la última palabra”. Mientras que el laborista Lord Smith of Finsbury ha anunciado una beca de estudios por los refugiados instaurada en su honor en la Universidad de Cambridge. 

Tras un sonoro aplauso al escaño vacío de Jo Cox, donde habían depositado una flor blanca representativa de Yorkshire, de donde era ella, y una roja, todos los parlamentarios, los de los Comunes y los de los Lores, han marchado en procesión, mezclados, unidos hasta la iglesia de St. Margaret, que se encuentra enfrente del Parlamento y donde están enterrados el almirante Richard Blake y el poeta John Milton. Allí se celebró una misa en su memoria.

Jo Cox es la primera diputada que muere asesinada desde que en 1990 el IRA terminara con la vida del conservador Ian Gow. Fue asesinada el pasado jueves al salir de la reunión que mantenía cada semana con sus electores en el pueblo de Birstall. La joven diputada fue disparada tres veces a quemarropa y apuñalada en el suelo. El presunto asesino es Thomas Mair un hombre de 52 años fanático de la extrema derecha y con serios trastornos psicológicos según explicó su familia. Mair, que está siendo procesado por el crimen de Cox. 

David Cameron y Jeremy Corbyn a su llegada al homenaje de Jeremy Cox

David Cameron y Jeremy Corbyn a su llegada al homenaje de Jeremy Cox Reuters

Jo Cox era una política muy querida por sus colegas, implicada en causas como la defensa de los derechos de los refugiados sirios, de las mujeres y de los inmigrantes, y estaba  haciendo campaña por la permanencia en Europa. Tenía 41 años cuando su agresor le arrebató la vida. Su muerte provocó una fuerte conmoción no sólo entre la clase política sino también en toda la sociedad. La gente sigue depositando flores, velas y dedicatorias en los memoriales que se han instalado en su memoria frente al Parlamento y frente a la barcaza donde vivía con su esposo y sus dos hijos pequeños, en Londres, y en la plaza de Birstall donde fue atacada. 

También se puso en marcha una campaña llamada ‘More in Common’ (más en común), que es una cita del más importante discurso que Jo Cox hizo en el Parlamento desde que fue elegida para representar el distrito electoral de Batley and Spin. Este miércoles, el día que Jo Cox hubiera cumplido 42 años, se instalará un memorial flotante en el Támesis (vivía en una barca en el río) en frente del Parlamento de Westminster y después se iniciará un procesión por la avenida de Whitehall hasta Trafalgar Square, donde se celebrará una misa pública en su memoria a las 4 de la tarde. También este miércoles se celebrarán ceremonias en su recuerdo en su circunscripción electoral de Batley and Spin, en Nueva York, en Washington, en Bruselas y en Nairobi.