Entrevista

Cao de Benós: "Se vive mejor en Corea del Norte que en España"

Un catalán ejerce de representante no oficial de Corea del Norte. "Siempre me han interesado las cosas raras", reconoce.

El representante de Pyongyang en España, Alejandro Cao

El representante de Pyongyang en España, Alejandro Cao

  1. Corea del Norte
  2. Alejandro Cao de Benós
  3. Dictadura
  4. Libertad de expresión
  5. Censura
  6. Comunismo
  7. Política
  8. Ideologías
  9. Entrevistas
  10. Kim Jong-Un
  11. Asia

Cuando uno acude a entrevistar a Alejandro Cao de Benós (Tarragona, 1974) no sabe cómo plantear el encuentro. ¿Tratarlo como un tirano que defiende en los medios a una de las peores dictaduras del mundo? ¿Abordarlo como un personaje pintoresco, sin tener en cuenta el resto? ¿O intentar entender qué lleva a un catalán a ser el único extranjero que trabaja para el régimen de Pyongyang? Ninguna de las tres dará resultado. El entrevistado presenta tantas incógnitas como el régimen que representa.

Cao de Benós tiene el dudoso honor de ser el “Delegado especial del Comité de Relaciones Culturales en el Extranjero de la República Democrática Popular de Corea”. La pompa de su cargo, sin embargo, no se corresponde con ningún puesto oficial. Ejerce de embajador oficioso para la dictadura norcoreana y asegura que no cobra del régimen por hacer este trabajo. Después de unos años de tranquilidad, vuelve a estar en la picota gracias al estreno de The Propaganda Game, un documental sobre el país más hermético del mundo que muestra cómo la propaganda de un lado y otro influye en el relato del país.

De poco sirve reprocharle a Cao de Benós la falta de libertades y la represión que impera en el país que representa. Su relato se ajusta siempre al mismo guión: Corea del Norte es una democracia donde su líder se revalida en las urnas cada 5 años. Los 200.000 norcoreanos atrapados en campos de concentración solo están en “campos de reeducación” ya que su sistema penitenciario busca la reinserción y no el castigo. Nadie pasa hambre en Corea del Norte. Nadie paga impuestos a pesar de que la vivienda, la sanidad y la educación son gratuitas. Todas las informaciones que circulan sobre el país son “propaganda americana” y los periodistas occidentales somos mentecatos al servicio de los grandes intereses capitalistas.

Cao de Benós ha trabajado para el Ejército del Aire.

Cao de Benós ha trabajado para el Ejército del Aire.

Proveniente de una familia aristocrática venida a menos, su militancia comunista durante la juventud le llevó a fascinarse por Corea del Norte. Ha sido militar en el ejército del aire español, ha trabajado de informático y asegura que su pasión por el régimen de Pyongyang le ha costado ya tres empleos. A día de hoy ejerce de intermediario en negocios de exportación e importación con Corea del Norte. Algunos aseguran que su defensa acérrima del régimen está más motivada por el interés comercial que no por cuestiones políticas.

El norcoreano de Tarragona aparece puntual a su cita en un cine barcelonés. Impolutamente afeitado, americana, pin con la imagen de los fundadores de la dinastía Kim en la solapa. Tiene las espaldas anchas y aspecto robusto. Sonríe, demuestra su buen inglés a la que puede y resulta amable en el trato. Cuando se le pregunta por aspectos controvertidos de Corea del Norte se muestra vehemente y alza tanto el tono que tienen que llamarle la atención: se está emitiendo el documental por primera vez en la sala contigua y su voz se escucha desde ahí.

¿Se interesó antes por los OVNIS o por Corea del Norte?

Antes me interesé por los OVNIS y la parapsicología. Debía ser en 5º o 6º de EGB. Siempre me han interesado las cosas raras y los temas de adultos. Estuve 3 o 4 años investigando sobre la materia junto a algunos amigos. De pequeño me relacionaba más con los profesores que con mis compañeros. Siempre quería saber más, mientras que el resto sólo quería jugar a fútbol.

Leí que usted ha tenido dos “encuentros en 5ª fase” con extraterrestres. ¿Me los podría explicar?

Los avistamientos de OVNIS existen en todo el mundo. Resumiendo mucho, se consideran de 5ª fase los avistamientos provocados en los que existe una interacción humana. Con 16 años tuve dos avistamientos de este tipo, compartidos con más gente.

Precisamente a esa edad, militante comunista convencido, viaja a Madrid para conocer a una delegación de Corea del Norte. ¿Cuál fue el siguiente paso?

Creé con unos amigos la asociación de amistad con Corea del Norte. Una asociación cultural en la que hacíamos algunas exposiciones, charlas… y me mantuve en contacto con la delegación. Después, con 18 años, visité el país por primera vez y me fascinó.

Eso fue durante la gran hambruna que sufrió Corea del Norte durante los años 90. ¿Cómo pudo seducirle un país en el que la gente moría de hambre?

Porque la mayoría de problemas de ese momento, conocido como la “ardua marcha” tuvieron que ver con fenómenos naturales. Se produjo la conjunción de los bloqueos exteriores con varios desastres naturales.

Un pin decora la solapa de los líderes norcoreanos.

Un pin decora la solapa de los líderes norcoreanos.

Usted se crió en una democracia. ¿No echó de menos ciertas libertades en el país?

Aquí tampoco hay libertad de expresión ni de prensa.

¿Por qué lo dice?

El periodismo se ha convertido en sensacionalismo. ¡Todos los medios manipulan en función de su interés político! Además, le recomendaría que revisara el significado de democracia. Aquí [en España] se vive en una oligarquía. Todo es cuestión de poder, de dinero. La palabra democracia se ha prostituido. Los verdaderos derechos humanos son tener un techo, alimentos… y esto no se produce en ningún país capitalista. ¡Yo he perdido tres trabajos por ser comunista!

¿No sería por representar a una dictadura más que por ser comunista?

Váyase a cualquier empresa y diga que es militante comunista y representante sindical. ¡No le contratarán en ningún lado! Si te sales del sistema puedes sufrir mucho, como me ha pasado a mi.

¿Qué es lo que le gusta más de Corea del Norte?

La pureza de la gente. En occidente hay gente que vende sus hijos, su honor, todo por dinero.

¿Y lo que menos?

El miedo a hacer cosas nuevas. Los norcoreanos tienen mucho miedo a cometer errores y que alguien los señale... Existe un concepto muy fuerte del honor, casi samurai.

¿Se vive mejor en Corea del Norte que en España?

Sin duda. Como mínimo la alimentación de tus hijos está asegurada. De hecho mucha gente me está pidiendo asilo político para ir a trabajar a Corea del Norte. Sobre todo gente joven, aunque de momento no se le ha concedido a nadie.

¿Qué opciones tiene un norcoreano al que no le gusta su régimen o su presidente?

Varias.

Cao de Benós es la cara del régimen norcoreano en España.

Cao de Benós es la cara del régimen norcoreano en España.

¿Se puede manifestar?

Claro que sí. Pero dentro de un orden, no haciendo grafitis y destrozando el mobiliario urbano. Aquí llegan los anarquistas, protestan y empiezan a romperlo todo.

¿Y por qué no hay manifestaciones?

Porque la gente mira por el beneficio de la comunidad. Esta es la gran diferencia. Si alguien quiere mejorar algo lo hace de manera proactiva: intentando convencer a los compañeros y, si quiere cambiar cosas a nivel nacional, puede presentarse como diputado para la asamblea nacional suprema. Puede ser escogido cada 5 años, si consigue las firmas necesarias.

¿Y si lo que quiere es cambiar de presidente?

Se puede presentar como diputado. Una vez sea diputado, si la gente le apoya, llegará a presidente.

¿Entonces por qué se perpetúa la misma dinastía desde hace más de 60 años?

No hay una dinastía. 687 diputados votan cada 5 años para reelegir al presidente. Pero ustedes no pueden entender la unión de nuestro pueblo porque viven en un sistema donde cada uno mira por sus propios intereses. Nosotros renunciamos a los intereses individuales por la causa común de nuestro líder. Pero si en la asamblea existiera un sector mayoritario que quiere virar hacia el capitalismo, por ejemplo, se llevaría a cabo ese giro.

Cao de Benós, durante la entrevista.

Cao de Benós, durante la entrevista.

Si la gente no paga impuestos, ¿Cómo se financia la educación, sanidad y vivienda gratuita?

A través del intercambio. Cada uno aporta a la comunidad todo su trabajo y recibe a cambio el trabajo de otros. Esto multiplicado por 24 millones de personas.

¿Y cómo pagan las materias primas o los productos que importan?

La mayoría salen del país. A veces exportamos algunas materias al exterior para obtener divisa extranjera con la que compramos los productos que no podemos obtener en nuestra tierra.

Las imágenes del documental muestran un país de lujo, con modernos equipamientos y grandes infraestructuras. ¿Por qué no se muestra la pobreza que hay en Corea del Norte?

¡A ver qué entendemos por pobreza, eh! ¡Hay gente que cree que no tener un iPad es pobreza! [señala el iPad del periodista]. En Corea del Norte todo el mundo tiene casa y comida.

¿Qué diferencia la doctrina Juche [la base ideológica del país] del Leninismo o el Estalinismo?

La principal diferencia es que la doctrina Juche huye del dogmatismo.

¿Ese culto a la dinastía Kim y esas grandes estatuas no lo considera dogmatismo?

No. Kim Il Sung ya lo dijo: dogmatismo significa que, si tú tienes una ley, debes saber en qué momento la debes vulnerar para poder conseguir las cosas. Es lo contrario a decir “como esta ley prohíbe algo, ya no nos podemos mover de ahí”’.

Eso me recuerda a los argumentos del independentismo. Como catalán, ¿qué opina del proceso soberanista?

Creo que es oportunista. Se están aprovechando de la situación, utilizando las banderas para hacer pensar a la gente que el enemigo es España. Se está creando un enemigo para responsabilizarlo de todos los problemas.

¿No hace lo mismo Corea del Norte con Estados Unidos? El documental muestra cómo tanto un lado como el otro proyectan la imagen de un enemigo exterior para tener a la sociedad cohesionada

Eso es falso. Nosotros queremos la paz e iniciar relaciones diplomáticas con EEUU, son ellos los que no quieren.

¿Qué opina de los comunistas de la CUP?

Comparto su punto de vista sobre economía, pero creo que se han dejado llevar demasiado lejos por el tema independentista. Coincido en que es esencial salir del euro, la UE y la OTAN. También me gusta su voluntad de querer nacionalizar la banca, aunque yo iría más lejos y lo nacionalizaría todo. ¡Todo para el pueblo!

Usted ha repetido en más de una ocasión que Cataluña está controlada por Israel

Sí, y me parece terrible. Casi toda Cataluña está vendida. No es casualidad que Pilar Rahola, que está en el Consejo para la Transición Nacional, trabaje para el lobby judío. Yo pensaba que era una casualidad pero no. Conozco gente que trabaja en el aeropuerto del Prat que me ha contado cosas…

¿Qué cosas?

No puedo contarlas. No quiero meterme en temas de política nacional porque no me presento a las elecciones.

¿Le gustaría presentarse algún día?

Sí. El día que la gente quiera un cambio de verdad, ese día yo estaré ahí.

Cao de Benós, al finalizar la entrevista

Cao de Benós, al finalizar la entrevista