MARCAS Ñ | ARTE

Piérdete en un museo esta Navidad

Por su arquitectura, sus exposiciones, la historia de sus cuadros y de sus cimientos... Saca tiempo y piérdete entre estas 10 recomendaciones. [Contenido patrocinado por Ferrovial, encargado de la construcción y/o rehabilitación de estos espacios].

  1. Museos
  2. Artes plásticas
  3. Exposiciones
  4. Pintura
  5. Escultura
  6. Arquitectura
  7. Branded Content
  8. Marcas Ñ

Museo de Bellas Artes (Badajoz)

Cuando una pinacoteca no se encuentra en una gran capital, pocas veces se oye hablar de ella. Es el caso del Museo de Bellas Artes de Badajoz: en sus salas se esconden grandes obras de Dalí, Goya o Zurbarán, pero no es éste su único atractivo: el complejo cultural, cuyas obras de ampliación han terminado este año, estrena dos nuevas y modernas edificaciones conectadas a través de un bello patio.

Hasta el 10 de enero se puede visitar una muestra del pintor costumbrista extremeño José Bermudo (1853-1920).

Centro García Lorca (Granada)

Desde su apertura, el pasado verano, el Centro García Lorca quiere convertirse en un referente para el estudio de la obra del poeta granadino de la Generación del 27. Construido junto a la Catedral de Granada, el centro aúna teatro y sala de exposición, y exhibe una copia íntegra de los fondos de la Fundación Federico García Lorca, actualmente custodiada por la Residencia de Estudiantes de Madrid.

Destacan los dibujos originales de Federico García Lorca en la exposición Teoría del Duende, que acaba el 10 de enero.

Museo Picasso (Málaga)

El genio malagueño siempre quiso que su obra estuviera presente en la ciudad en la que nació a finales del siglo XIX. Es el Palacio de Buenavista el que cumple con su deseo, acogiendo la colección de cuadros que la nuera y nieto de Pablo Ruiz Picasso cedieron a la ciudad andaluza. Colección y palacio son una combinación artística impecable. El edificio, recientemente restaurado, da testimonio de la España de los Reyes Católicos tras la conquista de Málaga.

Hasta el 21 de febrero, podrás visitar la exposición Picasso. Registros temporales en colaboración con el Goethe-Institut. 

Museo Guggenheim (Bilbao)

El museo ideado por el arquitecto canadiense Frank O. Gehry ha marcado un antes y un después en la historia de Bilbao. Su apertura, en 1997, revolucionó una ciudad que enseguida adoptó a Puppy como mascota (y "logo" internacional) y se ha consolidado como uno de los destinos culturales más populares de Europa, sin nada que envidiar a sus sedes hermanas en Nueva York, Abu Dhabi o Venecia.

Si vas antes del 24 de abril, no te pierdas la instalación de vídeo multicanal La nube del no saber, de Ho Tzu Nyen.

Caixa Fórum (Madrid)

Pocos habían visto un jardín vertical hasta que Caixa Fórum plantó el suyo frente al Museo del Prado. Y desde entonces, el centro cultural se ha convertido en un elemento clave en el madrileño eje Prado-Recoletos. Nacido del reciclaje de la antigua central eléctrica del Mediodía, de la que conserva la carbonera y los depósitos de agua, el centro cultural ofrece exposiciones, conferencias y talleres para adultos y niños durante todo el año.

Hasta el 10 de enero exponen Alvar Aalto. 1898-1976. Arquitectura orgánica, arte y diseño

Museo marítimo del Cantábrico (Santander)

Construido en los 70 y heredero de la Estación Marítima de Zoología y Botánica del siglo XIX, este museo es un gran acuario de especies marinas de hoy y ayer. Los visitantes no abandonan el recinto sin visitar el restaurante, que imita la cubierta de un barco con vistas al Cantábrico.

La exposición fotográfica Centenario del Arma Submarina 1915 – 2015 repasa la historia de la Armada Submarina Española.

Museo Thyssen-Bornemisza (Madrid)

Raro es el día en que la cola de visitantes del Thyssen no da la vuelta a la manzana. Y con razón. Es una de las pinacotecas más ricas del mundo, con una exposición permanente de obras de arte que van del Renacimiento hasta el Pop Art. Tras su remodelación y acondicionamiento, cuenta con 24.000 m2 de exposición y salas que fueron reestructuradas para recibir las más de 1.000 obras de arte que alberga.

No te pierdas la muestra temporal Edvard Munch, Arquetipos y La ilusión del Lejano Oeste.

Museo de Torre Pacheco (Murcia)

Cuenta uno de los arqueólogos que participaron en la reconstrucción de la llamada Casa Fontes, que ésta pudo haber sido un campamento militar durante la romanización de la Península Ibérica. Hoy es un museo paleontológico que combina arquitectura de vanguardia con la historia de la evolución humana a través de una impresionante colección de fósiles.

Más información: La rehabilitación de Casa Fontes en Murcia.

Museo arqueológico de Lorca (Murcia)

Reconstruido y rehabilitado después del terremoto que azotó la ciudad murciana en 2011, este museo es un destino obligado para los amantes de la arqueología. En sus salas, el visitante viajará al pasado y podrá alojarse en el Paleolítico, Neolítico, Calcolítico. La experiencia le transportará también a otras épocas, como la España islámica, romana o la que construyó la cultura argárica. La cita con los talleres sobre vida rupestre son uno de sus principales atractivos.

Museo de bomberos (Madrid)

No lo visites esta Navidad -ahora está cerrado, en proceso de rehabilitación para hacerlo más interactivo-, pero apúntalo en tu agenda para 2016. Destino muy popular entre los escolares, pero no tanto para el gran público, el Museo Municipal de Bomberos de Madrid invita a pasear por el pasado del Cuerpo a través de sus vehículos, sus uniformes y su historia.