BELLEZA

Ponte guap@ bajo la ducha

¿Sabes cuántas cosas se pueden hacer en la ducha, además de ducharte o lavarte el pelo (y de eso que estás pensando)? Haz de tu cuarto de baño un centro de belleza. Convierte tu rutina diaria en algo más que aplicarte champú, acondicionador y gel. 

Convierte tu rutina en algo más.

Convierte tu rutina en algo más.

  1. Tratamientos de belleza
  2. Tratamientos estéticos
  3. Celulitis
  4. Bronceador
  5. Consejos de belleza

En numerosas ocasiones, no nos cuidamos todo lo que nos gustaría por la falta de tiempo. Sin embargo, todos los días necesitamos meternos debajo de la ducha para despejarnos, asearnos o simplemente disfrutar la sensación de relajación con el agua caliente. Entonces, ¿por qué no aprovechar este momento para mimar tu cuerpo y tu piel?

Aquí van siete ideas para que te sientas más guap@, sin cambiar tu rutina de vida.

1. DESMAQUILLARSE

Di adiós a los ojos de panda. ¿Cuántas veces nos ha dado pereza desmaquillarnos y lo hemos hecho deprisa y corriendo? Ahora, podrás hacerlo en la ducha y ahorrarte algodones y la irritación de los ojos. Con el desmaquillador de Nivea de la gama Bajo la Ducha. Aplica el producto sobre tus ojos, haciendo hincapié en las pestañas. Una vez notes tus pestañas sin rímel, retira el producto con abundante agua. Lo puedes comprar aquí.

Para pieles sensibles y normales.

Para pieles sensibles y normales.

2. EXFOLIARSE

Si hay algo beneficioso de una ducha, a parte de la sensación de limpieza, es el poder del agua caliente para abrir los poros. Tu piel tiene una mayor predisposición para recibir tratamientos, y tenemos que aprovecharlo. Para eliminar las células muertas o exceso de sebum en la piel, puedes utilizar un guante de crin y masajear tu cuerpo con movimientos circulares ascendentes y enérgicos, pero sin llegar a irritar tu piel. Si quieres conseguir un efecto 2 en 1, que exfolie y limpie la piel, te recomendamos Fortune Scrub de Rituals. cuando entra en contacto con el agua, se convierte en una crema suave y espumosa con aroma a naranja dulce y cedro. Lo puedes comprar aquí.

Utilízalo una o dos veces por semana para una piel suave.

Utilízalo una o dos veces por semana para una piel suave.

Insiste en codos, rodillas y tobillos, ya que son zonas hiperqueratósicas (acumulación excesiva de queratina en las capas externas de la piel, lo que la vuelve más dura).

3. APLICARSE UNA MASCARILLA FACIAL HIDRATANTE

Una vez limpia la epidermis, el siguiente paso es hidratarla y revitalizarla a través de mascarillas. Es sabido que los tratamientos con lodos y arcillas, a parte de ser tendencia, son altamente beneficiosos para la piel por sus minerales y vitaminas naturales. Con la Mascarilla de Barro Purificante Matificante con Zinc y Cobre, de Sephora podrás tener el tratamiento en casa. Es ideal para ducha por dos motivos: su textura es densa, por lo que puedes seguir duchándote mientras se seca, sin que gotee, y es necesario retirarla con abundante agua tibia. 

Aplica una capa uniforme en la cara y el cuello, evitando el contorno de ojos, de 1 a 2 veces por semana.

Aplica una capa uniforme en la cara y el cuello, evitando el contorno de ojos, de 1 a 2 veces por semana.

4. DEPILARSE

Encontrar un momento para depilarse es casi tarea imposible. Para nuestra comodidad, existen cremas depilatorias bajo la ducha como la gama de Veet. La forma de utilizarlas es muy sencilla. En seco, se aplica en las zonas en las que se quiera eliminar el vello (piernas, zona del bikini y axilas). Una vez dentro de la ducha, dejar actuar el producto durante tres minutos: es importante no exceder el tiempo recomendado, y retirarlo con la parte gruesa de la esponja. Lo puedes comprar aquí.

Mantiene la piel hidratada hasta 24 horas.

Mantiene la piel hidratada hasta 24 horas.

Si este método no te convence, existe una alternativa y no es la cuchilla. Hablamos de máquinas depiladoras bajo el agua. Sus beneficios son mayores ya que el flujo de agua hace que circule mejor el riego sanguíneo haciendo que el dolor sea más leve. Los resultados son más duraderos que con la crema depilatoria.

Satin Perfect de Philips sin cables permite la depilación en seco y mojado.

Satin Perfect de Philips sin cables permite la depilación en seco y mojado.

5. AUTOBRONCEARSE

¿Salir moreno de la ducha? Es posible. La firma de St. Tropez (reconocida en cosmética bronceadora) se une a la tendencia pasada por agua y crea Gradual Tan In Shower. Una vez enjabonada y aclarada, se aplica esta loción por el cuerpo y rostro, mediante masajes circulares y asegurándonos de repartirla uniformemente. Dejamos actuar durante 3 minutos y aclaramos. Parecerá que has salido de una ducha en el Caribe. Lo puedes comprar aquí.

Además de broncear hidrata la piel por lo que no hace falta darse crema después de la ducha.

Además de broncear hidrata la piel por lo que no hace falta darse crema después de la ducha.

6. LUCHAR CONTRA LA CELULITIS

Los chorros de la alcachofa de la ducha actúan en tu cuerpo como un spa casero, facilitando la circulación de la sangre por lo que los tratamientos anticelulíticos bajo la ducha presentan mayor efectividad. Elancyl Paris presenta Activ Massage Minceur, elaborado por un kinesioterapeuta, para combatir la celulitis rebelde. Este producto incorpora un guante de masaje, para favorecer el drenaje, y estimula la circulación. Para darle el último toque reafirmante, puedes terminar tu tratamiento con un chorro de agua fría en las zonas afectadas. Lo puedes comprar aquí.

Resultados visibles en 28 días (testado en 50 mujeres).

Resultados visibles en 28 días (testado en 50 mujeres).

7. HIDRATAR

Siente tu piel nutrida y suave con Nivea y su gama de productos Bajo la Ducha entre los que se encuentran sus Body Lotion (Cacao, Miel, Smooth Milk, Reafirmante y las clásicas para pieles secas o normales). Una vez te las apliques en el cuerpo mojado, debes aclararlas. Lo puedes comprar aquí.

Cuida tu piel durante 24 horas.

Cuida tu piel durante 24 horas.

¿Ves cuántas cosas se pueden hacer en la ducha? Comienza con esta rutina y verás como no solo mejora tu piel sino también tu estado de ánimo, ¿te apuntas?