Podemos

Iglesias y Errejón consuman su viraje y no acudirán este año a los actos de la Constitución

El partido explica que su postura es la "misma de siempre" y envía a Bescansa y Echenique. El año pasado, en plena campaña electoral del 20-D, Iglesias sí acudió a la Cámara Baja.

Iglesias y Errejón durante un pleno del Congreso

Iglesias y Errejón durante un pleno del Congreso

  1. Podemos
  2. Pablo Iglesias
  3. Íñigo Errejón
  4. Carolina Bescansa
  5. Pablo Echenique
  6. Constitución española

Podemos continúa con su estrategia de gestos críticos con las instituciones. Sus principales líderes no estarán en la celebración oficial del aniversario de la Constitución. El secretario general, Pablo Iglesias, y su número dos, Íñigo Errejón, no acudirán el próximo martes, 6 de diciembre, al Congreso de los Diputados a los tradicionales actos que siempre se celebran en esta fecha. En su lugar irán Carolina Bescansa y Pablo Echenique. 

El líder del partido morado acaba de confirmar este extremo justo antes de la presentación de un libro en Madrid, donde ha dicho que "claro que vamos a asistir, vamos a estar representados por Carolina Bescansa y Pablo Echenique". 

"Hay que ensanchar los marcos de la Constitución"

"Os puedo adelantar lo que vamos a decir -ha agregado Iglesias- ese día: no entendemos que algunos se autoproclamen constitucionalistas al tiempo que convirtieron en papel mojado la Constitución con el famoso artículo 135". "Y vamos a decir que es necesario cambiar nuestra Constitución para ensanchar los marcos y que quepa todo el país", ha apostillado. 

Así las cosas, sólo los dos miembros de la dirección de la formación morada antes citados -Bescansa y Echenique- estarán en el Parlamento el martes escuchando el discurso de la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, y en la posterior recepción prevista con motivo del aniversario de la Constitución. No se descarta, eso sí, que otros diputados acudan por su cuenta, según fuentes consultadas por EL ESPAÑOL. 

El año pasado Iglesias sí participó

Esta actitud de 2016 contrasta sobremanera con lo que hizo Podemos en 2015, cuando, en plena campaña electoral del 20-D, los principales representantes del partido de los círculos sí asistieron a los actos que tradicionalmente se celebran en el Congreso. Así, se confirma el giro en las actitudes públicas del partido de los círculos con respecto a las instituciones. 

Esta medida de no acudir al Congreso el 6 de diciembre entronca, sin duda, con otras actuaciones en actos oficiales como la negativa a aplaudir el discurso del rey durante el discurso de apertura de la legislatura, o su ausencia en el minuto de silencio tras la muerte de Rita Barberá. Se trata de llevar a cabo una efectista política de gestos que les acerque más a la calle y les aleje del plano institucional. 

Según explicaba hoy Podemos a varios medios, su postura política "es la misma de siempre", la de su "programa". "Queremos que se abra un proceso de cambio constitucional capaz de dar respuesta a los grandes problemas de nuestro país", dicen.

A esos argumentos añaden que asumen el texto del 78 "como el inevitable punto de partida de ese cambio" y desearían que los que abrazan "las posiciones más reaccionarias e inmovilistas envolviéndose en la Constitución" pusieran tanto empeño en defender los derechos sociales como "en defender la inmutabilidad del texto".

Los nacionalistas, también ausentes

Como es habitual año tras año, tampoco asistirán al día de la Constitución en el Congreso los portavoces de los partidos nacionalistas. No acudirán los diputados de ERC, PDECat, PNV o EH-Bildu, según han confirmado a Efe fuentes de todas estas formaciones nacionalistas.