IGLESIAS Y LA PRENSA

Iglesias se enzarza con un periodista tras atacar a Rivera

El líder de Podemos señala a un periodista de EL ESPAÑOL que en su cuenta en Twitter mencionó su pregunta a Rajoy.

Pablo Iglesias en el pleno de este miércoles.

Pablo Iglesias en el pleno de este miércoles. Efe

  1. Pablo Iglesias
  2. Mariano Rajoy Brey
  3. Congreso de los Diputados
  4. Periodistas
  5. Periódico EL ESPAÑOL
  6. Albert Rivera

Este miércoles por la mañana, Pablo Iglesias se estrenó en la sesión de control al Gobierno con una pregunta a Mariano Rajoy y con mensajes cruzados contra un periodista de EL ESPAÑOL que se refirió a su intervención. 

A través de su cuenta personal, el periodista Daniel Basteiro llamó la atención sobre el gesto de Iglesias, que comenzó su pregunta a Mariano Rajoy con las manos en los bolsillos, algo comentado por diputados de diversos partidos.

Aunque se trataba de una pregunta a Rajoy sobre cómo tenía previsto respetar las decisiones del Congreso, Iglesias no evitó la tentación de criticar a Albert Rivera, blanco habitual de sus ataques. 

"No voy a caer en la tentación de citar al barón de Montesquieu para hablarle a usted de la división de poderes, para eso ya está su socio Albert Rivera, que ayer se cubrió de gloria citando al antisemita Henry Ford como figura emprendedora". 

Como respuesta, Iglesias se animó a juzgar el trabajo del periodista de EL ESPAÑOL, ironizando con que en vez de informar de lo importante se dedica a escribir de otros asuntos "como de costumbre".

El mensaje de Iglesias no fue una respuesta directa a Basteiro. En Twitter, ese tipo de mensajes públicos comienzan por el nombre del usuario y, en esos casos, sólo llegan a los usuarios que sigan tanto a Iglesias como a la otra persona. El líder de Podemos optó por mencionar a Basteiro en mitad de su tuit, por lo que la audiencia potencial son sus casi dos millones de espectadores.

Según algunos periodistas que cubren habitualmente al partido morado, es la manera que Iglesias tiene de señalar a un periodista a sabiendas de que sus seguidores apoyarán y endurecerán sus reproches en respuestas posteriores.

El intercambio continuó con los siguientes tuits en los que el periodista de EL ESPAÑOL reafirmó su independencia y rechazó que los periodistas tengan que informar de lo que Iglesias u otros responsables políticos quieran o seguir los enfoques que Iglesias sugiere habitualmente en Twitter.

También le llamó la atención sobre el interés que mostraba el diputado en ese intercambio desde su escaño mientras frente a él se llevaba a cabo el control al Gobierno que el diputado quería poner en valor. 

Más tarde, Iglesias hizo su particular revista de prensa para llamar la atención de sus seguidores sobre los enfoques de las noticias sobre su intervención. En su tuit incluyó una nueva referencia a una información de EL ESPAÑOL: