Empleo público en Cádiz

Investigan a una edil de IU por contrataciones irregulares

La Guardia Civil indaga en los contratos, que según el PSOE, crecieron un 86% antes de las municipales.

La alcaldesa de Alcalá del Valle, Dolores Caballero.

La alcaldesa de Alcalá del Valle, Dolores Caballero.

La Guardia Civil investiga al Ayuntamiento del IU de Alcalá del Valle (Cádiz) por presuntas contrataciones irregulares de vecinos del consistorio. El Instituto Armado realiza estas pesquisas a instancias de la Fiscalía Anticorrupción de Jerez de la Frontera y afecta en concreto a la alcaldesa de la localidad, Dolores Caballero Flores, y al Concejal de Asuntos Sociales, José Hinojoso López.

Las contrataciones laborales bajo investigación los realizaba tanto la Alcaldía como la citada concejalía, según la tesis de los investigadores. A partir de la documentación facilitada por la Secretaría del Consistorio, la Guardia Civil tiene cree que hay puestos de trabajo que han sido adjudicados sin publicación alguna y sin echar mano de la bolsa de trabajo específicamente existente para estas necesidades, sin ajustarse, por tanto, a las exigencias legales en la materia.

Esta investigación tiene su origen en una denuncia presentada a finales del pasado mes diciembre contra la alcaldesa por un presunto delito de prevaricación. A juicio de los denunciantes, el consistorio “estaba llevando a cabo contrataciones de personas sin ningún tipo de expediente”. Se trata de contratos temporales, muchas veces relacionados con la limpieza o con motivo de algún evento o feria organizada por el Ayuntamiento. Generalmente tienen una duración de días.

El doble de contratos

El PSOE -partido que lidera la oposición en Alcalá del Valle- denuncia que la información que les facilita el Ayuntamiento sobre el número de contrataciones arroja un incremento significativo durante el mes de mayo en el que se celebraron las elecciones municipales. También en el mes de abril en el que se habilita el proceso de votación por correo (del 31 de marzo al 14 de mayo).  

Según los datos que obran en poder del PSOE, el consistorio gaditano contrató en enero a 52 personas; en febrero fueron 52; en marzo a 60 vecinos; en abril la cifra ya subió hasta 115 y en mayo, 109. Eso significa que entre marzo y los meses de abril y mayo los contratos en el pueblo se incrementaron un 86 por ciento. En junio, el número de personas contratadas bajó de nuevo a 60. EL ESPAÑOL ha tratado también de ponerse en contacto con la alcaldesa investigada, que ha rehusado hacer declaraciones.

Este asunto fue abordado en el Pleno del Ayuntamiento del 24 de septiembre en el que la alcaldesa fue preguntada acerca del proceso de selección que utiliza el consistorio para las contrataciones en diversas ferias organizadas por la administración. En su respuesta, la alcaldesa dijo que “las personas que han tenido ya una cierta experiencia, en este caso de ferias, pues sí se les ha ido renovando el contrato cada vez que se hace el evento de la feria”.

En sus explicaciones, también puso como ejemplo la contratación de unas camareras: "todo el que conocíamos que era camarera decíamos: 'vamos a ver, mira si puedes…". "Fueron cogidas así, de personas que sabíamos que tenían conocimiento y formación o experiencia ya en el tema de barra y eso. Pues le llamamos y normalmente vamos haciendo eso”, añadió. Desde la oposición le reprocharon que los criterios no estuviesen más tasados.