Cataluña

Colau planea crear una empresa pública para vender electricidad

El Ayuntamiento de Barcelona destinará 130 millones de euros a un plan para cambiar el modelo energético de la ciudad. 

La alcaldesa de Barcelona, durante un pleno municipal

La alcaldesa de Barcelona, durante un pleno municipal

  1. Cataluña
  2. Barcelona
  3. Ada Colau
  4. Empresas eléctricas

Ada Colau quiere que el Ayuntamiento de Barcelona tenga su propia empresa pública de electricidad. El Consistorio de la Ciudad Condal tiene previsto destinar hasta 130 millones de euros para "democratizar" la electricidad y cambiar el modelo energético, según ha explicado este jueves la teniente de alcalde de Ecología, Janet Sanz, y el concejal de Energía, Eloi Badia.

Entre las medidas de este plan energético está la creación de una entidad comercializadora de energía pública que gestione la obtenida de fuentes renovables tanto públicas como privadas.

La comisionada de Ecología, Eva Herrero, ha detallado en rueda de prensa que plantean que esta comercializadora pública gestione de forma integrada la generación de energía renovable de la ciudad y que incluya tanto el autoconsumo como la comercialización de excedentes que no se utilicen, y Badia ha señalado que podría ponerse en marcha en otoño de 2018 porque es un "largo proceso".

Badia ha defendido que los 130 millones representan un "presupuesto sólido que permitirá desplegar todo este modelo".

Por su parte, Sanz ha destacado que los objetivos de la estrategia energética del Gobierno de Ada Colau incluyen reducir un 10% el consumo de energía final de toda la ciudad; disminuir un 18% las emisiones de gases invernadero; doblar la generación local de electricidad con energías renovables, y garantizar los suministros básicos a la ciudadanía.

ALQUILAR AZOTEAS

Badia ha dicho que trabajarán con diversos modelos y buscarán la colaboración con la ciudadanía, con particulares y con el sector para impulsar la energía fotovoltaica estudiando diversas medidas, entre las que ha planteado "alquilar azoteas para paneles solares", apoyar a la ciudadanía con inversiones y campañas de 'crowdfunding' para instalaciones.

Además, este plan energético tiene como objetivo promover el ahorro y la eficiencia energética con la rehabilitación de edificios; estableciendo que los nuevos sean de cero emisiones, y mejorando el alumbrado público, pasando del 10% de puntos con tecnología LED al 30%.

Dentro de sus competencias

Sanz ha garantizado que el Ayuntamiento puede desarrollar todas estas medidas en base a sus competencias y al marco legal pese a "la reforma eléctrica del Gobierno central y su apuesta por limitar el autoconsumo".

"La energía es un derecho, pero el marco de regulación no está fijado en este sentido, sino que está diseñado para garantizar control y los beneficios del oligopolio eléctrico", ha aseverado Sanz, que ha criticado que el Gobierno central no apuesta por las energías renovables.