Madrid

Al centro, sin coche: llegan los aparcamientos disuasorios de Carmena

El Ayuntamiento construirá más de 9.500 plazas fuera de la almendra central para "mejorar la calidad del aire".

La Gran Vía de Madrid en el último día sin coches.

La Gran Vía de Madrid en el último día sin coches. Madrid

  1. Manuela Carmena
  2. Ayuntamiento de Madrid
  3. Madrid
  4. Ahora Madrid
  5. Aparcamientos
  6. Contaminación

Manuela Carmena blindará el centro de Madrid. Quiere que los coches se queden fuera de la almendra central para "mejorar la calidad del aire" y la salud ambiental de la ciudad. Para ello, un caramelo a las puertas. Llegan los aparcamientos disuasorios.

Serán 9.500 plazas distribuidas en 12 lugares. En concreto, Pitis (M-40), Paco de Lucía (M-40), Fuente de la Mora (M-40), Valdebebas (M-11), Canillejas (A-2), Estadio Olímpico (A-2), Santa Eugenia (A-3), San Cristóbal (A-4), Villaverde Alto (A-42), Vilaverde Bajo Cruce (A-4), Aviación Española (A-5) y Colonia Jardín (M-502/M-511).

En su comunicado, el Ayuntamiento deja claro el objetivo: "Evitar que los vehículos privados entren en la almendra central". En líneas generales, serán aparcamientos de 500 plazas, siempre ligados al transporte público, a menos de cinco minutos andando.

Así serán los aparcamientos

De los doce entramados, nueve se construirán en superficie, uno en altura -el de Canillejas- y dos bajo rasante -Colonia Jardín y Villaverde Bajo Cruce-.

El coste oscilará entre los 0,50 y 1,50 euros el día o abono, e incluso podrán ser gratuitos cuando el usuario cuente con la tarjeta de transporte. La estancia mínima será de entre 2 y 4 horas y la máxima no podrá superar las 24.

Para fomentar su uso, se instalarán paneles informativos en la carretera, que informarán a los conductores de la distancia al aparcamiento y la disponibilidad de las plazas.