Edmundo Rodriguez Sobrino en una imagen de archivo. / EFE

Edmundo Rodriguez Sobrino en una imagen de archivo. / EFE

España Operación Lezo

Enrique Gerlain, socio colombiano del Canal, niega relaciones con el narcotráfico

La Guardia Civil usó informes de la DEA que vinculan a dos de los miembros de la familia con el blanqueo del tráfico de drogas.

Daniel Montero Alejandro Requeijo Carlota Guindal

El empresario colombiano Enrique Gerlain niega cualquier relación con el blanqueo de dinero procedente del tráfico de drogas. Puesto en contacto con EL ESPAÑOL, el industrial y socio minoritario de la firma Inassa, adquirida por el Canal de Isabel II en Brasil e investigada ahora en la llamada Operación Lezo, mantiene que es “completamente falsa” cualquier vinculación suya o de sus familiares con el narcotráfico.

En su escrito a este diario, Gerlain solicita que EL ESPAÑOL "se retracte de manera inmediata" sobre la información publicada el pasado 30 de abril con el titular "La UCO recurrió a la DEA americana para investigar a socios colombianos del Canal". Sin embargo, este diario reflejó en la información los informes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, que citan dos informes de la DEA (la agencia antidrogas estadounidense) para vincular a dos de los miembros de la familia Gerlain con investigaciones sobre el tráfico de estupefacientes en Estados Unidos. A juicio del empresario colombiano, las afirmaciones recogidas por el informe, y publicadas por este diario el pasado 30 de abril, carecen “de fundamento alguno”.

Los escritos remitidos al juez Eloy Velasco por la Guardia Civil explican textualmente que “en relación a la familia colombiana Gerlein, ya se participó en anteriores informes que entre sus miembros se encontrarían políticos y/o empresarios, investigados algunos de ellos por el cobro de pagos a manos de narcotraficantes y el blanqueo de capitales, según ,los datos participados por la Agencia Antidroga Norteamericana  DEA”.

Pese a que Enrique Garlein mantiene que estas afirmaciones son “atentatorias contra su honra” y faltas de sustento, los agentes citan textualmente en sus escritos al juez dos documentos elaborados por los agentes estadounidenses. El primero, con el número 18-052 y fechado el el 15 de marzo de 2016 está centrado en “miembros de la familia Gerlein” y relata cómo según la DEA Jorge Alberto Gerlein Echeverría “alias Roberto Gerlein, nacido el 01 de julio de 1948 en Colombia, era un político colombiano y parece que recibía pagos de narcotraficantes”.

El referido informe habla también de una sociedad llamada Fidugán. “En el año 1995 la DEA tenía información indicando que esta empresa, localizada en la calle 165 52 45 Int de Bogotá, fue administrada por Edgar Hernán Daza Hurtado, nacido en el año 1965. Daza Hurtado, según información de la DEA, fue involucrado en la transportación de toneladas de cocaína hacia los EEUU y Europa. Su esposa en aquella época era María del Pilar Muria”, explica el documento elaborado por la Guardia Civil, con la agencia estadounidense como principal fuente.

Los agentes del instituto armado hacen referencia además un segundo informe, (el 16-090 fechado el 24 de junio de 2016) que tal y como adelantó EL ESPAÑOL, “situaría a las personas de Enrique Miguel Gerlein y Luis Nicolella de Caro como personas involucradas en blanqueo de capitales, de los cuales se dice literalmente: 1) se sospecha que Enrique Miguel Gerlein está involucrado en Blanqueo de Capitales y era vinculado a la empresa Fidugán”.