LA NUEVA LEGISLATURA

Las discrepancias que separan a PP y C´s en materia laboral

Los estrategas debaten durante siete horas de economía y empleo en busca de los puntos en común.

Los equipos negociadores de PP y C´s este lunes en el Congreso.

Los equipos negociadores de PP y C´s este lunes en el Congreso.

Siete horas han estado reunidos este lunes los equipos negociadores de PP y Ciudadanos para intentar cerrar un acuerdo para la investidura de Mariano Rajoy. Los estrategas de los dos partidos han impuesto el mutismo y la discreción en su encuentro y ha trascendido muy poca información sobre los puntos que les une y los que les separa. La base de trabajo sobre el que pivota la negociación es el documento que el PP remitió en julio a todos los partidos y las cien medidas que Ciudadanos ha enviado durante este fin de semana al PP para estudiar. Fernando Martínez-Maillo, vicesecretario de Organización, reconoció en un receso del encuentro que existen “serias discrepancias” entre los dos proyectos, aunque “no hay obstáculo insalvable”.

PP y C´s han dividido la negociación en cinco bloques: economía y empleo, sociedad del bienestar, transparencia, fortalecimiento institucional y España en el mundo. Durante todo el lunes, los doce miembros de los equipos negociadores han discutido únicamente sobre el primer bloque. Tanto los conservadores como los de Albert Rivera han querido poner el Empleo al inicio de las negociaciones. Se trata de un punto clave para los dos partidos por lo que alcanzar un acuerdo es imprescindible para desbloquear cualquier pacto. Las diferencias son notables, ya que Ciudadanos quiere defender con ahínco el contrato único, mientras que el PP no está dispuesto a desmantelar la modalidad temporal.

Para la formación liderada por Albert Rivera el contrato único, al que bautizaron para estas elecciones como “estable e indefinido” es el paso fundamental para acabar con la dualidad en el mercado laboral y también para crear empleo más estable. No es sólo una promesa a sus votantes, sino que también es un punto en el que el equipo económico del partido cree firmemente. En su opinión, esta reforma en el mercado laboral “acabará con la precariedad laboral y permitirá que la gente tenga un empleo estable sin tener que estar encadenando contratos temporales”. En el receso de la reunión de este lunes, Miguel Gutiérrez ha reconocido que su partido mantiene en materia laboral la aspiración por “una modificación sustancial de los tipos de contrato” y que esa propuesta “la vamos a mantener encima de la mesa”.

Supresión de los contratos temporales

Sin embargo, en el Partido Popular no tienen tan claro que la supresión de los contratos temporales sea la mejor medida para crear empleo. No en vano, la recuperación del mercado laboral durante la legislatura de Mariano Rajoy se ha sustentado sobre el empleo temporal. Desde la victoria del PP en 2011 se han destruido 112.300 empleos indefinidos y se han creado 149.500 trabajos temporales, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Además, Bruselas está pidiendo una nueva vuelta de tuerca a la reforma laboral para flexibilizar más el empleo, por lo que los populares dudan de que el contrato único sea la mejor decisión para España.

En el contrato único que propone Ciudadanos, la indemnización por despido improcedente es creciente, pero esto no significa que el empleo vaya a ser más estable. Las empresas pueden despedir periódicamente a sus trabajadores y así no acumular indemnizaciones muy elevadas. Para evitar una alta rotación, C’s propone penalizar a las compañías que cambien mucho a sus trabajadores a través de las cotizaciones a la Seguridad Social y, por el contrario, premiar a las que menos roten a su plantilla.

Sin embargo, el PP considera que para crear empleo de calidad es más importante establecer bonificaciones en las cotizaciones. Su primera promesa electoral era dejar exentos los primeros 500 euros de cotización para los nuevos contratos indefinidos y los temporales que se conviertan en fijos. Una medida que también choca con el análisis económico que realiza Ciudadanos.

La mochila austríaca

La formación de Rivera cree que las reducciones en las cotizaciones que ha aplicado el PP en los últimos años es precisamente una de las causas que han provocado el gran agujero que tiene la Seguridad Social. Esta bonificación de 500 euros supondría una nueva merma de ingresos para el Sistema, por lo que Ciudadanos la contempla con grandes dudas. En su lugar, Ciudadanos lucha por mantener otra de sus grandes promesas: la mochila austríaca, que supondría un seguro para los momentos de dificultades económicas.

Esta propuesta va de la mano del contrato único y permitiría que el trabajador acumulase una hucha que pueda utilizarla cuando se quede sin empleo o guardarla para la jubilación. Las empresas realizarán una aportación a la hucha de cada trabajador que posteriormente se sumarían a la indemnización por despido y que permitirán mejorar la protección a los desempleados.

Esta propuesta demanda un mayor esfuerzo económico a las empresas para contratar (aunque Ciudadanos quiere que la aportación requerida a las empresas sea del 1% del contrato), lo que va en contra de las políticas seguidas por el PP en los últimos años de establecer ayudas para incentivar el empleo. Para el equipo económico de Rajoy esta es una reforma de mucho calado que está muy lejos de sus intenciones.