VALENCIA

Se busca presidente para la nueva televisión valenciana

La elección del dirigente abre la primera crisis entre los partidos y rompe el consenso para la reapertura de Canal 9.

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig.

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig.

  1. Valencia
  2. Canal 9
  3. Francisco Camps
  4. Comunidad Valenciana
  5. Compromís
  6. Televisión

Una semana ha pasado desde que el Parlamento valenciano aprobara la ley para la apertura de la nueva radiotelevisión valenciana con cierto consenso (solo el PP se abstuvo) y ya han aparecido las primeras disputas políticas. El principal motivo del desencuentro es la elección de quién será el presidente del nuevo ente público ante las dudas que ha generado la elección como candidato de Josep López, un extrabajador de Canal 9 crítico con la gestión de la televisión en los años del PP donde se hizo gala de manipulación y despilfarro.

Las Cortes Valencianas debatirán y votarán el cargo esta semana. La falta de consenso respecto al presidente (se oponen PP y C’s que en principio lo apoyó) va en camino de emborronar el proceso de reapertura de la antigua RTVV que, en palabras del presidente valenciano Ximo Puig, debe ser una televisión plural, independiente, de consenso, despolitizada y desgubernamentalizada. Sin el respaldo de, al menos, el partido de Albert Rivera, López no será elegido ni en primera ni en segunda votación. Aun así los tres partidos que sostienen el gobierno valenciano –PSPV, Compromís y Podemos- tienen la intención de que la candidatura se vote este miércoles y forzar otros dos plenos al día siguiente para, en última instancia, aprobarlo por mayoría absoluta. Una decisión que rompería el consenso logrado hasta la fecha.

LAS DUDAS SOBRE EL CANDIDATO

El aspirante Josep López, propuesto por los socialistas, tiene una trayectoria profesional no puesta en entredicho por ninguno de los partidos que integran el parlamento valenciano, pero las informaciones sobre su vinculación amistosa con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el vínculo familiar de su esposa con altos cargos en el organigrama del PSPV han dejado en el aire su aprobación.

C’s, que en principio le apoyaba y firmó para su candidatura, se ha echado para atrás con el argumento de que su nombramiento no es “estético” y se ha sumado a los populares votando en contra. “Tenemos la obligación de ofrecer una RTVV regenerada, que no genere rechazo de entrada, que no se perciba que cambiamos una televisión del PP por una antiPP”, defendió el diputado de C’s, Toni Subiela, en la comisión que el pasado jueves votaba a los candidatos a presidente y miembros del consejo rector.

Subiela ha recalcado este lunes que se sienten “traicionados” porque no tuvieron toda la información sobre la candidatura de López. “No dudamos de que el suyo es 100% ético, pero no creemos que sea estético, sin ser su culpa”, dijo durante la comisión en la que se presentaron los aspirantes.

Los motivos de C’s para no respaldarle son por el “listón” que se ha puesto para que la nueva televisión nazca sin tacha: “Entendemos que el listón se ha puesto donde se ha puesto y no podemos apoyar su candidatura”. También se opuso el PP por las mismas razones y por su escaso bagaje como gestor.

Desde el PSPV, el partido que puso su nombre sobre la mesa, destacan su profesionalidad y critican la marcha atrás por los aludidos lazos familiales. “Es un conocido del presidente, no íntimo”, ha dicho el portavoz socialista, Manolo Mata.

ALEGATO DE INDEPENDENCIA, NOMBRAMIENTO EN EL AIRE

Josep López se defiende de las críticas surgidas después de que Compromís, Podemos y C’s apoyaran su candidatura, propuesta por el PSPV. “No tengo más tesoro que mi trayectoria (…) es inalterable mi independencia personal digan lo que digan”, dijo durante la comisión que debía corroborarle como aspirante. López habló de sus años de lucha en Canal 9 “por la independencia y la información libre y nada sectaria” durante sus años en la extinta televisión valenciana. También de la crítica por los vínculos familiares: “Lo único que puedo decir es que yo estoy casado hace 24 años y yo las familias no las escojo”. López no incumple ninguno de los requisitos de incompatibilidad fijados por la ley.

Sin embargo, las disputas surgidas dejan su nombramiento en el aire y el futuro de la nueva RTVV estancado. La oposición de C’s y PP le dejan sin los votos suficientes  para acceder al puesto con mayoría cualificada. Así que los partidos que sostienen el gobierno valenciano ya han anunciado que lo llevarán si hace falta a una tercera votación en la que bastaría su mayoría absoluta.

La opción derivaría en una presidencia apoyada únicamente por los partidos del Pacto del Botánico y sembraría dudas sobre la desgubernamentalización defendida para la futura radiotelevisión valenciana. “Seguramente no es la mejor manera de iniciar esto, no es el mejor escenario”, sostienen desde Podemos.

En todo caso, la elección del que será el primer presidente/a no es definitiva porque, según la ley aprobada, el encargado de llevar las riendas debe ser propuesto tras un concurso abierto y a proposición de un consejo audiovisual que todavía no ha sido creado y cuyo nacimiento se espera en los próximos dos años.

UNA EXJEFA DE INFORMATIVOS DE LA ERA CAMPS

El de López no es el único cargo que ha recogido críticas. El consejo rector estará formado, además del presidente, por cinco miembros fijos (uno por cada grupo parlamentario y que cuentan con un respaldo unánime), otro a propuesta de los sindicatos y otros tres a propuesta de organismos que tampoco han sido aún creados. Estos tres nombres iban a ser propuestos por Compromís, Podemos y C’s pero el partido morado cedió su plaza al PP en pro del consenso porque los populares habían criticado su menor representación. No obstante, estas tres plazas son temporales.

En este caso, el desencuentro ha llegado a la hora de conocer quién iba a ocupar esa plaza que Podemos cedía: Maite Fernández, una exjefa de informativos durante la etapa de Francisco Camps y exdirectora general en la de Alberto Fabra. Su candidatura ha contado con acusaciones por la manipulación informativa de aquella época en la que ocupó un cargo destacado en  Canal 9. “Su trayectoria presenta muchas sombras”, dijo el portavoz de Podemos, Antonio Montiel, que ha aludido que estuvo presente en la cúpula en la “oscura época” de las agresiones sexuales del exdirectivo Vicente Sanz, durante la manipulación en las informaciones del caso Gürtel y durante el “apagón informativo” del accidente del metro de Valencia de 2006. Ella pide un “margen de confianza” y se defiende: “Me considero independiente, no tengo filiación política, los errores los llevamos en la mochila, vuelvo a pedir un margen de confianza”.

Todas las candidaturas pasarán a ser votadas en el pleno de las Cortes Valencianas de esta semana.