Operación Púnica

La duquesa de Alba usó la cuenta suiza de Marjaliza para mover 450.000 euros

Cayetana Stuart formó parte de la red utilizada por el empresario para blanquear su dinero obtenido de la corrupción.

La duquesa de Alba junto a su marido y su hijo en una imagen de 2012

La duquesa de Alba junto a su marido y su hijo en una imagen de 2012 Gtres

La duquesa de Alba transfirió 450.000 euros al principal imputado del 'caso Púnica', David Marjaliza, en una cuenta que el empresario tenía en el Lombard Odier en Suiza. Así aparece en la documentación entregada en marzo de 2014 por la Fiscalía helvética a la Audiencia Nacional. Los extractos bancarios de la transferencia, remitida por la gestora de fondos de la duquesa de Alba en Londres, fueron enviados a España en el marco de la investigación al socio de Francisco Granados por blanqueo de dinero en el extranjero.

Extracto de la cuenta propiedad de la Cayetana de Alba.

Extracto de la cuenta propiedad de la Cayetana de Alba.

Según la tesis de los investigadores y la confesión del propio Marjaliza ante el juez Eloy Velasco, el empresario de Valdemoro utilizó un sistema de compensación bancaria para sacar del país hasta 11 millones de euros en dinero negro. En las pesquisas, la Audiencia Nacional solicitó a Suiza una serie de transferencias; envíos de dinero que llegaron a las empresas creadas por Marjaliza en el extranjero sin relación comercial alguna. Uno de ellos, por valor de 450.000 euros y remitido en 2007, tiene como beneficiaria final a la aristócrata española. No es la primera. En esa misma pieza figura también como investigada la prima de Juan Carlos I, Inés de Borbón.

Según los agentes de la UCO, Marjaliza entregaba en España dinero en efectivo a distintos clientes del banco, que a su vez ingresaban desde el extranjero la misma cantidad en su cuenta en Suiza. Así, todo quedaba fuera de los ojos de Hacienda.

Autorización para su gestora firmada por Cayetana de Alba.

Autorización para su gestora firmada por Cayetana de Alba.

Ordenes a nombre de un tercero

Según la documentación analizada por EL ESPAÑOL, la duquesa de Alba utilizó un sistema en tres pasos para hacer llegar los fondos. Primero, el dinero era desviado desde una cuenta en el Barclays de Londres a otra abierta en el Lombard Odier de Suiza. Este depósito estaba gestionado por una persona del banco, llamada Yolanda Marqués. La gestora tenía desde 2001 un poder firmado por la duquesa de Alba para manejar sus cuentas. Desde este segundo depósito, Marqués ordenó en abril de 2007 la transferencia de 450.000 euros que llegó a la cuenta de la sociedad  Droz & Co, que la Guardia Civil relaciona con el socio de Granados. Así, oficialmente el dinero no llegó nunca a nombre de Cayetana de Alba.

Según los datos del banco, el dinero de la duquesa llega a Suiza en los años 70 proveniente de una fortuna familiar y de cuentas de dinero que tenían en los bancos BNP Paribas y Rothchild. Según la ficha del Lombard, "el cliente" no fue nunca a Ginebra y fueron "sus hijos" quienes entraron en contacto con ellos. En el momento que se hace cliente, la cantidad de la que dispone Cayetana Stuart son 3,3 millones de francos suizos (2.9 millones de euros al cambio).

Extracto de la transferencia enviada a la empresa de Marjaliza.

Extracto de la transferencia enviada a la empresa de Marjaliza.

Los gestores bancarios definen a la aristócrata en su ficha como "una persona sin actividad profesional" pero "muy bien relacionada con las altas esferas", aunque no la llegan a calificar de PEP (Persona Políticamente Expuesta). A pesar de que el depósito está a su nombre, desde su apertura en 2001 también tiene firma en la cuenta su hijo mayor, Carlos Martínez de Irujo, actual duque de Alba.

La duquesa ya lo hizo con la mafia china

No es la primera vez que las cuentas de la duquesa de Alba presentan operativas de este tipo. De hecho, su fallecimiento paralizó la imputación de Cayetana Fit James Stuart en el caso Emperador, que investigaba a la mafia china del capo Gao Ping por blanqueo de capitales. Por la misma mecánica, transfirió, también desde su cuenta del Lombard Odier, al padre de Gao Ping 250.00 euros enviados a dos bancos chinos.

Cartilla de firmas de Carlos Martínez de Irujo en la cuenta de su madre.

Cartilla de firmas de Carlos Martínez de Irujo en la cuenta de su madre.

Una rama de la investigación del 'caso Emperador' se centra en españoles de la aristocracia y 'jet set' que pudieron hacer transferencias a China y a cambio recibirían dinero en metálico de la conocida por la 'trama hebrea'. Sin embargo, el fallecimiento de la duquesa de Alba, en noviembre de 2014, impidió profundizar en su papel en este asunto.

Según explica la Agencia Tributaria en un informe fechado un día después de su defunción, “si resultase acreditado que debieron formar parte de la base imponible del IRPF del ejercicio 2010, el resultado de aplicar el tipo de gravamen del 42,90%, la cantidad supuestamente defraudada ascendería a 107.250 euros”.