El sumario de la Púnica al descubierto

Marjaliza superó un test anticorrupción para operar con Cofely

El conseguidor se echó a reir al recordar el cuestionario de la multinacional contra malas prácticas.

Marjaliza, el día de su excarcelación el pasado 30 de diciembre

Marjaliza, el día de su excarcelación el pasado 30 de diciembre

  1. Operación Púnica
  2. Francisco Granados
  3. David Marjaliza
  4. Cofely

Durante la larga confesión judicial de David Marjaliza sobre las actividades de la trama Púnica hubo también momentos de distensión. El empresario llegó a reirse cuando relataba al juez Eloy Velasco el contrato de asesoramiento que firmó con Cofely para realizar gestiones de intermediación ante numerosos Ayuntamientos de la Comunidad de Madrid con el fin de que adjudicaran a la multinacional francesa contratos de eficiencia energética.

Marjaliza intermedió con éxito a favor de Cofely en municipios como Valdemoro, Parla, Torrejón de Velasco, Serranillos del Valle, Casarrubuelos, Alcobendas o Moraleja de Enmedio. Se reunía con los alcaldes para convencerles y a algunos de ellos les anticipó comisiones ilegales que supuestamente fueron a parar a los bolsillos de los regidores.

Un alcalde rechazó comisiones

Algunos de ellos no percibieron ningún pago en su propio beneficio, aseguró Marjaliza. Fue el caso del ex alcalde de Casarrubuelos, David Rodríguez (PP). "No se pagó nunca nada aquí. Yo lo intenté varias veces", declaró el empresario en referencia al pago de comisiones al alcalde. "Siempre que me decía que quería mejoras para el Ayuntamiento, que lo que yo le fuera a dar a él fuera para el Ayuntamiento, mejores cosas para el municipio".

Según David Marjaliza, le costó "casi un año" lograr que Cofely le fichara como asesor, lo que le interesaba no por el sueldo (1.500 euros mensuales) sino porque se llevaba un rápel del 1 al 3% por cada contrato de eficiencia energética que se lograse. 

"Les digo que estoy bien relacionado y que puedo hacer intermediaciones en varios Ayuntamientos y empresas, y me hacen un contrato por un año", explicó al instructor de la Audiencia Nacional.

"Hablo con Tino [Constantino Álvarez, director comercial de Cofely España y también investigado en la trama Púnica], que me sienta con Didier [Maurice Didier, director general de Cofely España e investigado en el proceso judicial]. A mi no me interesaban los 1.500 euros, como pueden comprender, sino los porcentajes posteriores de los contratos.

-Juez: ¿Los contratos que pudiera conseguir pagando dádivas?

-Marjaliza: Eso lo sabía Tino, a Didier no se lo digo. Me costó casi un año entrar en Cofely porque tuvieron que hacer un tema anticorrupción muy importante y contestar a muchas preguntas, un test entero...

-Fiscal: ¿A usted le examinaron también?

-Marjaliza:.... y llevarlo a París. Lo que pasa es que suspendieron (se ríe).

-Juez: ¿París no sabía que la suerte que Cofely tenía de implantarse de repente en tantos municipios era debido a que se untaba a los alcaldes?

-Marjaliza: No, no, no. Seguro que no.

-Juez: ¿De Barcelona (donde está la central de Cofely España) vino alguien y hablaron de este tema?

-Marjaliza: Nada.

-Juez: Entonces ¿cómo se les ocurrió hacer cursos para explicarles a ustedes que no había que corromper?

-Marjaliza: Porque es obligatorio. Es una multinacional con no sé cuántos cientos de trabajadores y lo tienen como norma.

-Juez: ¿Cómo era ese examen?

-Marjaliza: Era largo. Me lo mandó Tino por mail, lo imprimí y lo hice. Fue antes de firmar el contrato de asesor. Yo lo pasé, desde luego.