Declaración secreta en Púnica

Marjaliza : "Granados decía por dónde iba el lápiz para recalificar y enriquecernos"

El empresario declaró al juez Velasco que Granados participó en una sociedad para repartirse las ganancias de las recalificaciones.

David Marjaliza, a su salida de la cárcel de Aranjuez

David Marjaliza, a su salida de la cárcel de Aranjuez Efe

  1. Operación Púnica
  2. David Marjaliza
  3. Francisco Granados
  4. Cofely

En una extensa declaración prestada bajo secreto en junio de 2015, cuando David Marjaliza decidió confesar los hechos relacionados con la trama de corrupción Púnica y colaborar con la Justicia, el empresario desmintió que, como se ha dicho, fuera amigo de Francisco Granados desde la infancia. Le conoció en la época de Alianza Popular, pero discutieron y no tuvieron mucho contacto hasta que Granados ascendió a la alcaldía de Valdemoro (Madrid) en 1999, cuando rehicieron sus relaciones.

Una vez ya en la alcaldía, "Paco nos juntó a Ramiro Cid Sicluna [otro constructor de la zona] y a mi para que hiciéramos las cosas juntos. Creamos una sociedad, Servicios Patrimoniales de Obras y Vías, con Ramiro, yo y la mujer de Ignacio Palacios, que era el jefe de gabinete de Granados y era el porcentaje de éste, el 20%. Granados nos dijo que nos iba a ayudar".

"Comprábamos suelo con el dinero que poníamos Ramiro y yo. Era suelo rústico que se recalificaba", señaló Marjaliza, que indicó que luego se repartían las parcelas, las vendían o hacían promociones y se repartían las ganancias. 

"¿Era Granados el que señalaba por dónde se movía el lápiz a la hora de la planificación urbanístia?", le preguntó el instructor. "Sí", contestó el empresario, que añadió que Cid y él les decían a los propietarios del suelo rústico que "si lo compramos nosotros el lápiz entra por aquí. Y si no, no entra".

Según Marjaliza, antes de entrar en esa negociación con los dueños del suelo se reunían con Granados para llegar a un acuerdo sobre la zona que iban a promocionar.