Felipe VI

"El Rey prefiere a la infanta absuelta... Lo que no la quiere es cerca de él"

Grabación policial a La Caixa y Ausbanc: EL ESPAÑOL accede en exclusiva a las intervenciones telefónicas del 'caso Manos Limpias'. La Policía concluye tras analizarlas que La Caixa negoció para evitar que la infanta Cristina se sentara en el banquillo. La entidad lo niega.

Cristina de Borbón a su llegada al juicio del caso Nóos

Cristina de Borbón a su llegada al juicio del caso Nóos Efe

La Policía sostiene que La Caixa negoció con Ausbanc y Manos Limpias para evitar por todos los medios que la infanta Cristina se sentara en el banquillo de los acusados por el caso Nóos. Asimismo revela que se ofreció a consultar al Rey Felipe VI si estaba de acuerdo con esta operación al tiempo que transmitió que el monarca “prefería” que su hermana no fuera juzgada. "Lo que no la quiere es cerca de él", precisó uno de los ejecutivos de La Caixa. 

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) ha elaborado un informe al que ha tenido acceso en exclusiva EL ESPAÑOL en el que analiza las intervenciones telefónicas practicadas durante los últimos meses a los responsables de las referidas entidades.

Según la Policía, Jaume Giró, director general de la Fundación La Caixa, mantuvo una conversación con el líder de Ausbanc Luis Pineda de la que se desprende, a juicio de los investigadores, que a la entidad financiera “le hubiera gustado llegar a un acuerdo previo que evitase que la infanta tuviese que declarar en el juicio”.

“El tema de Palma, eso va a terminar pasando por mí”, le dice Pineda a Giró, que en declaraciones a este periódico niega tajantemente haberse prestado la negociación alguna y asegura que comentó la preferencia del Rey “simplemente por dar largas”.

“Si queréis, si tú quieres, lo vamos hablando”, le añade el responsable de Ausbanc. Acto seguido, Giró responde: “Sí, pero claro, si… ¿cuándo?”. “Yo quería este tema intentar arreglarlo antes, claro ahora lleva ya no sé cuántos días sentada en el banquillo, ahora ya me dirás cómo lo arreglo”.

Según la Policía, Giró “hace referencia a que intentó solucionar este asunto antes de que la infanta se sentara en el banquillo para evitar dicha situación”. Giró ha asegurado a este periódico que “nunca negoció nada” y que “jamás habló de cantidad alguna” con Manos Limpias o Ausbanc. “Me limité a interesarme por la situación de una de nuestras empleadas”.

“En el transcurso de la conversación”, prosigue la UDEF, el directivo de La Caixa le pregúnto a Pineda: “Entre tener una hermana de Rey e hija de Rey condenada o absuelta, ¿tú qué crees que prefieren?”, añadió en referencia a la Casa Real. “Ya, está claro. Aparte de que por otro lado este país da un paso de gigante porque aquí el que la hace por lo menos se sienta”, le replica Pineda. “Eso no es malo, ¿eh? Ahora, condenada no es bueno para este país”.

A continuación, Pineda le añade: “Tú sabes lo que le llegó a ofrecer éste (despacho Roca) a través de la Fundación?”. La Policía precisa que Giró “no quiere comentar este punto por teléfono, diciéndole a Luis: 'Oye, ya hablaremos cuando nos veamos”. Pese a ello, Luis Pineda “volvió a mencionar a Jaume (Giró) que el despacho de Roca intentó llegar a un acuerdo con Manos Limpias, aunque Jaume prefiere que no se mencione ninguna cantidad por teléfono”. Pineda zanja la conversación diciendo: “Ya, pero hay que prepararlo ya, por eso si hace falta hasta subo yo a Barcelona”.

En un momento de la conversación, Pineda le plantea la posibilidad de que la Casa Real no estuviera de acuerdo con salvar a la Infanta. “A ver si vamos a arreglar una y hacemos algo peor, que El Gran Jefe, el Recién llegado, el Sexto, no está muy a gusto con la señorita”.

“No está muy a gusto pero prefiere que la liberen inocente”, contestó Giró. Aunque se ofreció a Pineda a “comprobarlo explícitamente”.