CHANTAJES DE AUSBANC Y MANOS LIMPIAS

El presidente de Ausbanc ordenó atacar a Air Europa y al presidente del BBVA por no darle dinero

Su presidente, Luis Pineda, pidió publicar una noticia "breve pero con una hostia" sobre Francisco González. El juez Pedraz impone medidas cautelares a ocho de los nueve investigados a los que ha interrogado.

Luis Pineda, presidente de Ausbanc.

Luis Pineda, presidente de Ausbanc. EFE

  1. Ausbanc
  2. Manos Limpias
  3. Luis Pineda
  4. Audiencia Nacional
  5. Extorsión
  6. Francisco González
  7. Air Europa

El presidente de Ausbanc, Luis Pineda, actuaba de una manera muy sencilla. Exigía convenios de publicidad con bancos, cajas y empresas y a cambio daba noticias positivas en sus diversos medios de comunicación. Pero si estas empresas se negaban a darle dinero, eran objeto de acoso. Así lo demuestra una conversación de Pineda, captada por la Policía, con el director de Publicaciones, Luis Suárez, a quien le dice que publique una noticia negativa sobre Air Europa y otra en la que le indica que prepare una noticia "breve pero con una hostia" para Francisco González -presumiblemente como consecuencia de perder una demanda contra el BBVA-”.

Así consta en un auto del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, en el que impone medidas cautelares a ocho de los nueve investigados a los que ha tomado declaración entre el martes y el jueves en la causa por la que envió a prisión la semana pasada al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, y al secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad.

El magistrado acusa a María Isabel Medrano, Luis María Suárez Jordana, María Manuela Mateo, Hermenegildo García, María Teresa Cuadrado, Rosa Isabel Aparicio, Ramón Perfecto Rodríguez y José María Rodríguez de los delitos de extorsión, amenazas, pertenencia a organización criminal, estafa y administración desleal, mientras que a José María de León sólo le acusa de los tres primeros delitos.

Señala la resolución judicial que de lo investigado hasta la fecha “se sigue un dominio total y completo de la trama por parte de Luis Pineda que desde hace tiempo ha ido conformando una organización criminal, utilizando a diversas personas como testaferros y en concreto a los citados investigados (…) los cuales (cada uno en su puesto) habrían contribuido a la consecución de los importantes ilícitos beneficios económicos”.

El auto describe con detalle las actividades de cada uno de los investigados en la trama delictiva y el papel que se le atribuye en la misma, basada en campañas de publicidad, noticias negativas y acuerdos con entidades para evitar demandas.

En este sentido, el auto hace referencia a la actuación de la organización en el denominado “Caso Sevilla”, en el que Luis Pineda le comenta a Rosa Isabel Aparicio varios puntos de su agenda, entre ellas “preparar preguntas de Braulio en Sevilla” ante su declaración en el caso de los ERE, que serán facilitadas al presidente de Unicaja, y varias llamadas posteriores en las que siguiendo indicaciones de Pineda colabora en la remisión del escrito de solicitud del archivo de la causa contra aquel.

En el caso de Luis María Suárez Jordana, señala que como director de Publicaciones de Ausbanc se encarga de publicar noticias a favor o en contra de determinadas entidades según decida Luis Pineda, con conocimiento de que tal actuación se debe a si se trata de entidades “colaboradoras” o no.

Desvío de fondos

Así se desprende de una llamada en la que Pineda le llama para publicar en el diario Mercado de Dinero una noticia negativa sobre Air Europa y otra en la que le indica que prepare una noticia "breve pero con una hostia" para Francisco González (presumiblemente como consecuencia de perder una demanda contra el BBVA)”.

El auto también relata cómo el 17 de marzo pasado Luis María Suarez Jordana “tiene conocimiento por parte de alguien de Unicaja, que la Audiencia Nacional y la UDEF lo están investigando”, lo que motivó que éste comenzara a hacer gestiones para averiguar los motivos de tales pesquisas.

En el caso de la esposa de Luis Pineda, María Teresa Cuadrado, el juez detalla operaciones realizadas a través de sociedad vinculadas a Ausbanc para supuestamente desviar fondos a favor del matrimonio. En una de ellas Hacienda ha constatado que la mujer de Pineda recibió 204.845 euros entre 2008 y 2014. A través de otra sociedad se ha constatado que esta investigada recibía 12.000 euros anuales para sus gastos personales. Incluso para la adquisición de un sofá, el matrimonio utilizó una sociedad del grupo.