EXTORSIONES DE AUSBANC

El secretario general de Unicaja niega que Pineda le exigiera un millón de euros

Ángel Fernández Noriega desvincula a su presidente, Braulio Medel, de cualquier negociación con Ausbanc para que le retirara su imputación en el caso de los ERE.

Braulio Medel, presidente de Unicaja

Braulio Medel, presidente de Unicaja SEVILLA

  1. Luis Pineda
  2. Ausbanc
  3. Manos Limpias
  4. Santiago Pedraz
  5. Unicaja Málaga
  6. Braulio Medel Cámara

El secretario general de Unicaja, Ángel Fernández Noriega, ha negado este miércoles en su declaración en calidad de investigado ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que Ausbanc extorsionara a la entidad y exigiera el pago de un millón de euros a cambio de retirar la imputación de su presidente, Braulio Medel, en el caso de los ERE de Andalucía.

Fernández Noriega ha declarado como investigado por un delito de administración desleal. Durante su interrogatorio, ha asegurado que todos los pagos realizados a Ausbanc fueron en concepto de convenios de publicidad o acuerdos publicitarios y ha negado que el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, les exigiera un millón de euros a cambio de sacar a Medel del escándalo del fraude de los ERE. 

Fernández Noriega ha insistido en que Medel siempre ha estado totalmente ajeno a las negociaciones con Ausbanc sobre los contratos de publicidad. Según fuentes presentes en el interrogatorio, el investigado ha negado la mayor cuando el juez Pedraz le ha permitido escuchar las conversaciones entre él y Pineda, en las que queda reflejado cómo se acordaron varios pagos a cambio de retirar la imputación del presidente de Unicaja.

La imputación está enmarcada en la investigación que ha sacado al descubierto las actuaciones mafiosas de Pineda para obtener contratos de publicidad millonarios a cambio de no hacer campañas de publicidad contra la entidad extorsionada o de retirar imputaciones en procesos judiciales, tal y como lo intentaron con la infanta Cristina de Borbón.

Fernández Noriega gestionó el pago

De las intervenciones telefónicas registradas durante la investigación, que ha llevado a prisión a Pineda y al secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, se desprende cómo el secretario general mantuvo diversas conversaciones con los responsables de Ausbanc para pagar un millón de euros a cambio de que Manos Limpias retirara la imputación contra Braulio Medel.

El presidente de Unicaja fue imputado, a petición del sindicato, por el caso de lo ERE de Andalucía. Una vez encausado, Pineda entró en acción. Le exigió un millón de euros a pagar durante el año 2016, camuflados a través de convenios de publicidad, a cambio de que el sindicato retirara la acusación contra él.

La Policía tiene grabadas las conversaciones, tanto de Pineda con el abogado de Manos Limpias, como con el secretario general de Unicaja. El acuerdo era que previo pago de 600.000 euros, Pineda haría llegar al secretario las preguntas que el abogado del sindicato le iba a hacer en su declaración como imputado, para que se las preparara y luego decir en el Juzgado que las explicaciones habían aclarado el asunto y solicitar el archivo de la causa. Es más, hay una conversación entre Pineda y Bernad en la que el primero le muestra su satisfacción "por lo bien que está encaminado para sus intereses el asunto de la comparecencia del presidente por el caso ERE".

"Misión cumplida"

Pero antes de hacer efectiva la retirada de la acusación, Unicaja debía ingresar los otros 400.000 euros a Ausbanc, en concepto de convenios y facturas por determinados servicios. Una vez hechos esos pagos, Pineda le hizo llegar al presidente del banco un sobre a su atención y con la frase "Misión cumplida".

La prueba que tiene el juez de que Unicaja pagó con el dinero de la entidad la extorsión sometida por Ausbanc, y así conseguir que Medel quedara fuera del caso judicial, es que a día 2 de febrero de 2016 Unicaja había transferido a las sociedades del grupo Ausbanc un total de 617.127 euros. "Cantidad que llama la atención ya que en el plazo de un mes Unicaja abona una cifra muy superior a la pagada en los años completos procedentes", explica Pedraz en el auto de prisión de Pineda y Bernad.

Todas estas gestiones para evitar que Medel fuera encausado las dirigió el secretario general de Unicaja, y por eso el juez entiende que debe responder ante la Justicia por un delito de administración desleal. Así queda reflejado en conversaciones entre Pineda y el propio Fernández Noriega entre enero y febrero de 2016. En una conversación, fechada el 6 de enero, el secretario general le comenta al presidente de Ausbanc "que hay una primera prioridad que es Sevilla que obviamente es lo más prioritario".

"El escrito te va a gustar"

Ese día, quedaron en verse a la semana siguiente y Pineda le dice: "ya tengo preparado el nuevo escrito que te va a gustar", en referencia al documento que se iba a presentar en el Juzgado para retirar la imputación contra Medel.

Por otro lado, hay una serie de conversaciones entre Pineda y la directora de Publicidad de la organización de consumidores, Isabel Medrano, en la que queda reflejado como hablan sobre el convenio de Unicaja y las facturas emitidas. Pineda le pide ayuda a la hora de poder justificar las facturas simuladas por lo servicios prestados.

Además, según se desprenden de estas conversaciones fue el propio secretario general quien se encargó de firmar los contratos publicitarios de publicidad con Ausbanc para justificar el pago de la extorsión.