OPERACIÓN NELSON

"Bernad nos dijo que le ofrecían tres millones en maletines en un hotel"

Uno de los investigados relata cómo el líder de Manos Limpias les trasladó los detalles de la supuesta oferta.

Miguel Bernad en el momento de su detención.

Miguel Bernad en el momento de su detención.

  1. Manos Limpias
  2. Cristina de Borbón y Grecia
  3. Miguel Bernad Remón
  4. Extorsión
  5. CNI

"Miguel Bernad nos dijo que había hablado con un intermediario del bufete de Miquel Roca y que le había ofrecido tres millones de euros en maletines en un hotel si retirábamos la acusación contra la Infanta". Uno de los investigados en la denominada Operación Nelson relata a EL ESPAÑOL cómo el líder de Manos Limpias les trasladó en privado la existencia de una supuesta oferta por parte del entorno de Cristina de Borbón al tiempo que les añadió que le habían "amenazado con el CNI".

Según la misma fuente, Bernad relató que le habían ofrecido la referida cantidad "porque estaban desesperados", en referencia a Cristina de Borbón y a su familia, y que le habían explicado que el pago se materializaría "en un hotel" y la entrega se haría "en tres maletines". No obstante, y pese a que el líder del sindicato no dudaba de que el ofrecimiento iba en serio añadió que consideraba "muy complicada" la retirada de la acusación contra Cristina de Borbón como cooperadora de los delitos fiscales de su marido.

La Audiencia Nacional considera, en contra del relato de Bernad ante sus colaboradores, que fue él quien extorsionó a Cristina de Borbón, motivo por el cual ha sido acordado su encarcelamiento junto con el del responsable de Ausbanc, Luis Pineda, al que se se le atribuyen las mismas prácticas. Los investigadores consideran acreditado que exigieron la referida cifra a varias entidades financieras y llegaron a diseñar un plan para que se realizase, tal y como desveló ayer este diario, una entrega controlada de dinero para cazar a los jefes de Manos Limpias y de Ausbanc con las manos en la masa.

"Esto parece la película de Funès"

Según el relato al que ha tenido acceso este periódico, la respuesta de los colaboradores de Bernad al escuchar la oferta estuvo cargada de ironía: "Esto parece la película de Louis de Funès Oscar: una maleta, dos maletas, tres maletas", asegura que comentaron entre risas. A continuación, se abordó la "complicación" técnica que llevaría aparejada, con el juicio ya en marcha, el cambio de postura del sindicato en este asunto. Asimismo, Bernad subrayó su convencimiento de que la Infanta Cristina, de no mediar la retirada de la acusación por su parte, "acabaría siendo condenada".

Junto a la supuesta oferta económica, Bernad habría relatado a sus colaboradores el resto de conversaciones similares que había mantenido en relación a este asunto. "Aseguraba que le habían ido a ver profesores, magistrados del Tribunal Supremo, un general de la Guardia Civil y conocidos abogados". En relación a un conocido jurista, Bernad detalló que le había transmitido que "se estaba equivocando", que debía recapacitar "por el bien de España" y que "el CNI acabaría con él" en el caso de que no rectificase su postura en el caso Nóos.

Reunión en Barcelona con un banquero

Junto a estas conversaciones, el investigado al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL apostilla que Bernad aseguraba haber mantenido también "una reunión en Barcelona" con un destacado financiero que le había suplicado "en su despacho" que retirase la acusación contra Cristina de Borbón aludiendo a las "depresiones muy fuertes" que le había ocasionado a la Infanta el procedimiento judicial. "Bernad nos decía que le habían pedido que tuviera en cuenta la situación familiar de la Infanta. Le contestamos que lo que se pretendía era como intentar vender la Puerta del Sol o La Cibeles, que era muy complicado porque había que usurpar la competencia de la abogada que lleva el caso (Virgina López Negrete)".

En relación a la actuación de la letrada, concluye el investigado que Bernad se mostró "muy sorprendido" al comprobar que retiraba la acusación contra uno de los principales implicado en el caso Nóos, el ex secretario general del Instituto, Miguel Tejeiro. "No entendía esa decisión y nos decía que no estaba de acuerdo con ella".