Alberto Garzón

IU reclama recuperar para la cultura los grandes espacios vinculados a la monarquía

Alberto Garzón, a favor del informe que debatirá el Tribunal de Cuentas por criterios de "eficacia" y "justicia social"

Palacio de La Granja de San Ildefonso, uno de los edificios analizados.

Palacio de La Granja de San Ildefonso, uno de los edificios analizados. Flickr

  1. Alberto Garzón
  2. Tribunal de Cuentas
  3. IU
  4. Patrimonio Nacional

Sólo que se abra el debate es ya "una buena noticia". Según Alberto Garzón, diputado de Izquierda Unida-Unidad Popular, la posibilidad de que numerosos espacios vinculados a la monarquía pasen a estar bajo el directo control de las administraciones públicas y no sigan resguardados bajo el paraguas de Patrimonio Nacional es una cuestión de "eficacia" y "justicia social". 

En conversación con EL ESPAÑOL, Garzón acoge favorablemente el informe de Enriqueta Chicano, vocal del PSOE en el Tribunal de Cuentas, que plantea que palacios y monasterios ligados por la historia a la monarquía "reviertan" al patrimonio del Estado. Incluye los Reales Sitios de Aranjuez, La Granja, El Escorial o el monasterio de Yuste. El informe, pendiente de remisión y aprobación por el Tribunal de Cuentas, fue adelantado por este diario el lunes

"Son espacios muy grandes que pueden tener diferentes funciones dentro de un esquema global de promoción de la cultura", explica Garzón. "Tiene más sentido que estén bajo la administración pública que bajo una institución que puede utilizarlos para fines privados. La eficiencia y la eficacia se va a dar mejor cuando la administración pública pueda encargarse de ello", explica. 

"La monarquía ha gozado de unos privilegios que coincidían con escándalos de corrupción", lamenta Garzón. "Es la institución menos transparente de toda la administración del Estado" y por eso es "bueno que se ponga el foco y se refleje la situación privilegiada" de muchos bienes ligados a la Corona. 

Pero "no es solo que la administración sea más transparente sino que responde a un criterio de justicia social", explica. Sería "una ventaja en sí misma al margen de cualquier ideología".

Según IU-UP, cada uno de esos espacios tendrá que estudiarse para determinar el uso. "Cada sitio tiene su propia especificidad y va a tener su propio proyecto más allá de que se pueda visitar", como hasta ahora.