SUCESO

Un vigilante del Metro de Madrid agrede al grito de “maricón” a un chico gay

“Maricón, ¿por qué no me chupas la polla?”. Un joven de 27 años interpone una denuncia por abusos y vejaciones por parte de un vigilante del Metro Puerta del Ángel

Estación de metro de Puerta del Ángel de Madrid

Estación de metro de Puerta del Ángel de Madrid

  1. Agresiones
  2. LGTB
  3. Homosexualidad
  4. Homofobia

“Llevas las uñas y los ojos pintados, eres un maricón, ¿por qué no me chupas la polla?”. De esta forma se ha dirigido un vigilante de la estación de Metro de Madrid Puerta del Ángel a V.T., un chico gay de 27 años, que se encontraba en la boca de metro “pidiendo la voluntad por ramitos de romero”.

Así consta en la denuncia que ha interpuesto el joven y a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. Según consta en ella, el chico se encontraba comiendo unas fresas cuando el vigilante le pidió que se marchase. Ante la negativa del joven, comenzó una cadena de insultos por su condición sexual que terminaron en varios golpes y el agredido en el suelo antes de ser reducido.

El resultado, según consta en el parte de lesiones: hematomas en ambas manos, entrepierna derecha y tórax. Fue entonces cuando la Policía Nacional acudió al lugar de los hechos donde, al ver lo ocurrido, animaron a la víctima a acudir a un centro médico y a denunciar a los vigilantes, según relata la propia víctima.

Esta agresión supone el ataque LGTB número 47 registrado en la Comunidad de Madrid en lo que va de año, tal y como tiene registrada la asociación del colectivo Arcópoli. Explican que se han puesto en contacto con Metro de Madrid y le han asegurado que se ha abierto una investigación interna para aclarar lo sucedido y que, si se demostrara dicho ataque homófobo, actuarán con “toda contundencia en defensa de los valores sociales de igualdad y dignidad real de las persones LGTB que sume como propios”.

Sin embargo, la versión dada por los vigilantes a la empresa pública difiere de lo denunciado. Según el relato de estos, el chico "estaba realizando venta ambulante" y fue éste el que agredió a los agentes de seguridad: "Han denunciado al joven".

"Denunciar sirve para acabar con la impunidad"

Arcópoli afirma a través de una nota de prensa que también han puesto el caso en conocimiento del Comisario especializado en Delitos de Odio de la Comunidad de Madrid, “instándole a conseguir las grabaciones de seguridad de esa boca de metro”. “También lo hemos trasladado a la Fiscalía de Delitos de Odio de Madrid y a la Policía Municipal, para que tengan constancia del caso”, añade.

“Nuestro compromiso es Tolerancia 0 con la homofobia, bifobia y transfobia y transmitir al colectivo LGTB que denunciar sirve para acabar con la impunidad y que no es aceptable ninguna agresión por ser LGTB, por mínima que sea”, ha explicado el coordinador de Arcópoli, Yago Blando.