VALENCIA

Los ediles del PP de Valencia consuman su motín para no devolver el acta

Los imputados retan a Bonig y censuran su petición de dimisión: “Deberá explicarlo”.

La ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá.

La ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá.

  1. Operación Taula
  2. Valencia
  3. Rita Barberá
  4. PP Valencia
  5. Ayuntamiento de Valencia
  6. Blanqueo de capitales
  7. Corrupción
  8. Concejales
  9. Isabel Bonig
  10. Dimisiones
  11. Política

Ni en horas ni en días. Los ediles del PP de Valencia investigados en la causa por blanqueo de dinero en el grupo municipal han consumado su motín y confirman que no tienen ninguna intención de entregar las actas de concejal. La decisión contradice las palabras del vicesecretario de organización del partido, Fernando Martínez Maillo, que habló de dimisiones “en horas o en días” en un intento de elevar la presión sobre los nueve ediles rebeldes. También pone en entredicho el liderazgo de la presidenta de los populares valencianos, Isabel Bonig, porque los ediles no solo reiteran que no van a entregar su acta, sino que le piden explicaciones por exigirles algo que no está establecido en los estatutos del partido.

Ha sido Alfonso Novo, expresidente del PP en la ciudad de Valencia y sucesor de la exalcaldesa Rita Barberá en el Ayuntamiento, quien se ha encargado de trasladar el mensaje. Lo ha hecho al término de la concentración en protesta por el atentado de Bruselas. Novo ha apuntado que solo tomarán una decisión en base al expediente informativo abierto por Génova y que lo harán compatibilizando su “derecho a defensa”. Es decir, se mantendrán como concejales mientras no concluya ese expediente.

LA CARTA DE BONIG: “NO TIENE RAZÓN DE SER”

Con esta decisión, los nueve imputados –Novo habla de “posición consensuada” entre ellos- ignoran la misiva mandada por Isabel Bonig y el ultimátum de diez días para dimitir. Según dijo, todavía no la han recibido pero ha querido puntualizar que “en ningún momento” los estatutos del PP recogen que deban entregar el acta hasta que no haya apertura de juicio oral. “No es lo que dicen los estatutos y no tiene tampoco ninguna razón de ser, sobre todo porque hay un expediente informativo ya abierto por la dirección nacional”, ha puntualizado.

El órdago de los nueve regidores no se limita a la negativa de marcharse del Ayuntamiento. Novo se enfrenta directamente a Bonig al censurar públicamente su forma de actuar. “Deberá explicarlo”, dijo sobre la petición del acta. “Nosotros, como miembros del PP y siendo escrupulosos con las normas, creemos que es absolutamente incompatible”, añadió.

En enroque de los concejales investigados amenaza con enquistar el proceso de regeneración que quiere liderar la presidenta regional del PP con la petición del congreso extraordinario y queriendo implantar en el partido nuevos códigos de conducta que ya intentó su predecesor, Alberto Fabra, con sus ‘líneas rojas’. También es un claro mensaje para la dirección de que no están dispuestos a ser expulsados sin batallar. Novo ha manifestado que van a “compatibilizar” su derecho a la defensa y que lo van a hacer manteniéndose en el Ayuntamiento y ha negado la existencia de un compromiso previo a abandonar el acta si seguían imputados una vez levantado el secreto de sumario.

PRIMER PASO PARA LA DECLARACIÓN DE BARBERÁ

La senadora Rita Barberá ha dado el primer paso de cara a efectuar la declaración voluntaria que le ofreció el magistrado que investiga el supuesto blanqueo de capitales en el grupo municipal. La declaración fue un ofrecimiento antes de decidir si eleva la causa al Supremo. La exalcaldesa anunció poco después que aceptaba el ofrecimiento, pero no desveló su acudirá en persona o entregaría una declaración escrita.

Por el momento, Barberá se ha personado en el juzgado y nombrado abogada en este proceso. El juzgado de Instrucción 18 ha dictado una providencia aceptando esta personación, previa a la declaración de la senadora.