CORRUPCIÓN

Génova eleva la presión a los ediles de Valencia imputados por blanqueo

Maillo habla de dimisiones “en horas o días” pero teme perder el grupo en el ayuntamiento. 

Los dirigentes de Génova como Maillo presionan al PP valenciano.

Los dirigentes de Génova como Maillo presionan al PP valenciano.

La dirección nacional del PP prevé dimisiones “en horas o días” de los concejales de Valencia imputados en la causa por blanqueo de dinero. Así lo ha manifestado el vicesecretario de Organización del partido, Fernando Martínez Maillo, después de que la pasada semana la presidenta de los populares valencianos, Isabel Bonig, se reuniera uno a uno con los ediles rebeldes para exigirles el acta. Ninguno de ellos lo ha hecho hasta ahora. Bonig, que ha liderado los movimientos para la celebración de un congreso extraordinario, se enfrenta a una crisis de liderazgo porque acordó con ellos -y anunció públicamente-, que habían alcanzado un compromiso para que dimitieran si seguían imputados al levantarse el secreto de sumario.

Desde el PP en la Comunidad Valenciana admiten que por el momento no han logrado que todos o parte de los nueve concejales (todo el grupo menos uno) cedan y rectifiquen la decisión comunicada públicamente minutos después de la última comparecencia de la exalcaldesa Rita Barberá. Esto es, que no piensan dimitir porque a su parecer no hay pruebas de cargo contra ellos. La dirección regional todavía está comunicando por escrito a cada uno de ellos que la directriz es abandonar el acta y marcharse. El plazo dado concluye tras la Semana Santa. Si no lo hacen, la coordinadora del PP valenciano, Eva Ortíz, ya anunció que “habrá consecuencias”. El castigo sería el expediente de expulsión.

"Próximas horas o días"

A la espera de movimientos en Valencia, ha sido Maillo quien se ha pronunciado sobre esta crisis y augurado dimisiones inminentes de los miembros del grupo municipal popular. “Es muy probable que haya decisiones voluntarias en el ámbito interno en las próximas horas o días”, ha dicho en referencia a que el expediente informativo incoado por Génova sirva para provocar las dimisiones. El pronunciamiento de Génova implica incrementar la presión y obtener alguna dimisión en el periodo de ‘reflexión’ que el PP valenciano ha dado para que comuniquen oficialmente si se van o se quedan.

Maillo ve que la situación en Valencia es “muy complicada” porque el enroque de los ediles supondría perder el grupo en el tercer ayuntamiento de España. En Valencia ya trabajan con esta posibilidad. “El nivel de las grabaciones y de algunas declaraciones exigen algún tipo de decisión”, ha apuntado el vicesecretario de Organización del PP sobre las conversaciones desveladas en los últimos días que hablan sobre la “corrupción política total” y la “trampa” del blanqueo de dinero.

EL ‘DAÑO’ DE RITA BARBERÁ

La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, ha vuelto a visibilizar el rechazo de una parte del partido a la actitud de la senadora Rita Barberá. Levy, preguntada por si la exalcaldesa está haciendo daño al partido, ha contestado con un: “Yo creo que sí”. Según ha indicado, su postura hace que el partido no pueda presumir de tener un “comportamiento intachable” en el ejercicio de sus responsabilidades públicas.