Pactos de investidura

Rajoy quiere reunirse con Sánchez y Rivera por separado

Los conservadores creen que la iniciativa le toca a Mariano Rajoy porque lideró la fuerza más votada.

El líder de C's, Albert Rivera, y el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

El líder de C's, Albert Rivera, y el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

El Partido Popular retoma la iniciativa. Mariano Rajoy se ha reunido con su comité de dirección y ahí han acordado que es el momento de empezar a negociar con los demás partidos políticos para intentar formar un gobierno estable y sólido. "El PP no está en funciones y retoma la iniciativa". El vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, ha hecho una apelación directa al PSOE, "porque sin ellos no podemos gobernar", pero también a Ciudadanos, "cuyos votos no son esenciales", y les ha adelantado que Mariano Rajoy les telefoneará para verse "por separado".

"Lo primero que hay que hacer es sentarse. Claro que se puede hablar de muchas cosas, pero sin que nos digan lo que tenemos que hacer internamente", contestó Pablo Casado cuando se le preguntó si el PP está dispuesto a sentarse a negociar con Ciudadanos, un partido que pide la cabeza de su líder para llegar a un pacto. "Empezar con vetos no es bueno ni para ellos", añadió. Rajoy quiere verse, en primer lugar y en solitario con Sánchez para acordar si es necesario delegar en un equipo negociador las siguientes reuniones o, por el contrario, llevan la batuta ellos mismos.

Pablo Casado durante la rueda de prensa.

Pablo Casado durante la rueda de prensa. Efe

Los conservadores rechazan de pleno empezar a negociar un acuerdo que pivote sobre el pacto de El Abrazo que sellaron PSOE y C´s. "Hay que poner el contador a cero y con un folio en blanco", añadió Casado. En el PP creen que "no podemos sentarnos a negociar sobre un acuerdo en el que no hemos participado y que incluye una enmienda a la totalidad a la legislatura que acaba de concluir".

Casado insiste en que el pacto de El Abrazo es ya un simple papel mojado porque no consiguió la confianza del Parlamento. "Dijeron que no los diputados de la Cámara". Por eso, en el PP insisten que en estos momentos todos los partidos políticos están en "la casilla de salida", del 21 de diciembre. Según sus cálculos, los conservadores serían quienes encabezarían la lista más votada (122 diputados) y no la candidatura de Pedro Sánchez, que insiste en recalcar que él mantiene el apoyo de los 131 diputados que le apoyaron en la investidura fallida.

"Pedro Sánchez cuenta con los escaños que tenía el 21 de diciembre", matiza Casado. "Por lo tanto, la iniciativa le toca al PP", que sería, a su juicio, el partido "que apoyó mayoritariamente los ciudadanos". Mariano Rajoy ha dado el pistoletazo de salida a su propia precampaña electoral y en las próximas semanas se va a dejar ver con alcaldes del PP de municipios con menos de 5.000 habitantes. También visitará a presidentes de las diputaciones que los socialistas y los de Albert Rivera se han propuesto eliminar.