Financiación ilegal del PP

El PP contesta al juez que tampoco guarda facturas de las obras en Génova

Comunica al juez Castro que "no consta" en sus archivos y tan sólo aporta recibos de sillas por 88.000 euros. 

Sede del Partido Popular en la calle Génova de Madrid.

Sede del Partido Popular en la calle Génova de Madrid. Reuters

El PP comunica al juez que también ha destruido la documentación relacionada con la reforma de la primera planta de la sede de Génova, en la que se ubica la sede del partido en Madrid. El gerente de los populares madrileños, Guillermo Mayoral, ha comunicado al Juzgado de Instrucción número 3 de Palma que “no consta por su antigüedad en los archivos del Partido Popular de Madrid presupuesto ni proyecto arquitectónico”. Por lo que no revela a cuánto ascendió realmente la reforma de esta primera planta del edificio. Pero es que tampoco asegura tener en su poder la preceptiva licencia de obras al considerar que no fue necesaria.

El juez José Castro solicitó al PP la documentación de esta reforma después de que EL ESPAÑOL desvelara que había sido sufragada con dinero negro entregado por Javier López Madrid, yerno del constructor Juan Miguel Villar Mir. La entrega de estos fondos fue comunicada por los dirigentes del PP madrileño a los ex responsables de las finanzas del partido, Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas. Estos pagos entroncan, además, con las anotaciones halladas por la Guardia Civil en la ya célebre agenda de Francisco Granados. Un cuaderno incautado en el domicilio del ex secretario general del PP madrileño en el que figuran las iniciales “JLM”, en referencia al yerno de Villar Mir, acompañadas de cifras con pagos en metálico.

El juez Castro investiga en estos momentos el amaño de la mayor obra pública de la historia de Baleares, el hospital de Son Espases, a favor de OHL, la constructora de Villar Mir. Una vez acreditado que el Gobierno que presidía Jaume Matas diseñó el trucaje de la licitación para favorecer a este empresario, el juez busca cuál fue la contrapartida abonada por presuntamente por OHL.

Sin licencia de obra

Los populares madrileños han añadido además a Castro que “tampoco” disponen de la “solicitud de licencia de obras, dado que la remodelación interior consistió tan sólo en la demolición de tabiques y colocación de cristales y tarima”. “Exenta por tanto”, añade el escrito del PP dirigido al juez, “de licencia municipal”.

En lugar de los justificantes del grueso de las obras, el partido ha presentado una decena de facturas relacionadas con el “acondicionamiento” de la primera planta. En total, recibos por valor de 88.563 euros integrados por elementos como “estanterías, mesas de trabajo, mesas de despacho, sillas de confidente, muebles de archivo, armarios o mamparas acristaladas” y un “mapa” de la Comunidad de Madrid “tamaño 1,5 x 1,5 metros pintado en un color”. Como norma general, la administración solicita que, tanto particulares como administraciones guarden la documentación sobre sus ejercicios contables al menos durante cinco años, que coincide en plazo con la capacidad fiscalizadora de Hacienda. A partir de esa fecha, la legislación deja en manos de cada compañía o particular mantener una copia de su las facturas.

En cualquier caso, los justificantes presentados ante el juez Castro contrastan con los que ha aportado el partido en relación con el resto de las plantas del edificio y en las que la Audiencia Nacional ya ha acreditado que mediaron importantes pagos con dinero negro. Así, han sido documentados pagos de entre medio millón y casi un millón de euros por la reforma de las seis plantas restantes de la sede central.

De esta manera, a la séptima planta, en la que se ubica la dirección del partido, se destinaron al menos 505.152 euros. A la sexta, que alberga los departamentos de tesorería, administración y gerencia, 354.299; a la quinta, donde se establecen los servicios jurídicos del partido, 649.978 euros y existen indicios de que se abonaron 258.000 euros extra en dinero negro. En la cuarta planta, donde se radican las oficinas del Área de Organización, el pago oficial se elevó a 560.895 euros y los investigadores sostienen que se abonaron 200.000 euros más en negro.

409.325 euros para la planta de Bárcenas

La tercera planta de Génova acoge varias salas, entre ellas la denominada sala Andalucía que llegó a ser empleada por el ex tesorero Luis Bárcenas como despacho. En ella se invirtieron 409.325 euros en remodelarla a los que hay que añadir 235.000 euros más en negro. Pero, sin lugar a dudas, la planta a la que se destinaron más fondos fue la segunda, donde se ubican los departamentos de Prensa y Telegenia. El gasto oficial registrado en su reforma ascendió a 988.195 euros a los que habría que añadir 195.000 euros más en negro.

No es la primera ves que el partido de Mariano Rajoy asegura ante el juez que no dispone de la documentación solicitada. En el juicio que afecta a la reforma de la sede central del PP, el partido aseguró a la Audiencia Nacional que había perdido la agenda de la secretaria de Bárcenas y el libro de visitas. Ambos documentos impiden comprobar qué empresarios visitaron la sede del Partido Popular y en concreto el despacho del ex tesorero en las fechas investigadas. Además, el PP protagonizó un hecho todavía bajo investigación; la entrega de los ordenadores de Bárcenas con los discos duros completamente borrados. No hubo forma de extraer información alguna de ellos.  

El juez Castro se encuentra pendiente de recibir, además, una copia de la agenda de Granados, que en estos momentos se encuentra bajo secreto. El magistrado de Palma ya ha comunicado que en cuanto reciba esta nueva documentación incoará una nueva pieza separada y secreta para no perjudicar las investigaciones que se llevan a cabo en la Audiencia Nacional.