TERRORISMO

Pedraz imputa a la cúpula de ETA por el asesinato de Ordóñez

El instructor admite una denuncia de Consuelo Ordóñez, hermana del teniente de alcalde de San Sebastián por el PP.

Consuelo Ordóñez (d) y Ana Iribar en uno de los homenajes a Gregorio Ordóñez

Consuelo Ordóñez (d) y Ana Iribar en uno de los homenajes a Gregorio Ordóñez Efe

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz imputa a cinco miembros de la cúpula de ETA por el asesinato del teniente de alcalde del PP del Ayuntamiento de San Sebastián, Gregorio Ordóñez, en 1995. Así admite a trámite la denuncia que presentó su hermana Consuelo Ordóñez contra Ignacio Gracia Arregui, alias 'Iñaki de Rentería'; José Javier Arizcuren Ruiz, alias 'Kantauri'; Mikel Albisu Iriarte, 'Mikel Antza'; Julián Achurra Egurola, 'Pototo'; y Juan Luis Aguirre Lete, 'Isuntza' como integrantes del "comité ejecutivo de ETA" en la época en que la banda terrorista tomó la decisión de asesinar a Gregorio Ordóñez. Todos ellos están actualmente presos por otras causas. Los imputados decidían, coordinaban, selecionaban objetivos y ordenaban expresamente llevar a cabo el atentado.

La cúpula lo controla todo

El juez se ha basado en un informe de la Jefatura de Información de la Guardia Civil que aporta, según Pedraz, fiables y verosímiles indicios de la participación de los imputados en la decisión de matar a Gregorio Ordóñez. Según recoge el auto, la toma de decisiones para llevar a cabo un atentado terrorista las establecía el comité ejecutivo difundiéndolas a todos los militantes a través de citas orgánicas, o a través de cursillos de adiestramiento y publicaciones internas.

El auto del magistrado describe el funcionamiento piramidal y jerárquico de ETA, en donde su cúpula o comité directivo asume todas las funciones directivas, "de forma que no hay nada que esa cúpula no controle, impulse o dirija, como órgano encargado de que se cumplan las líneas estratégicas de la banda criminal, cuyos miembros ostentan la cualidad de dirigentes y responsables de los principales aparatos del grupo, incluido el militar".

Desestabilizar al Estado

En el caso concreto del asesinato de Ordóñez, el magistrado recuerda que tras la caída de la cúpula de ETA en Bidart, la banda necesitaba recuperarse del aquel éxito policial, iniciando una nueva estrategia que pasaba por atentar contra militantes y dirigentes del PP y del PSOE, "tratando así de desestabilizar al Estado y lograr una hipotética negociación".

El auto del juez relata cómo fue Arizcuren Ruiz, 'Kantauri', quien se reunió en octubre o noviembre de 1994 en la localidad francesa de Bayona con Valentín Lasarte (condenado ya por estos hechos) para ordenarle el asesinato de Ordóñez. En esa "estrategia de desestabilización" por parte de ETA los ahora imputados formaron parte del "comité ejecutivo" de la banda desde mediados del 92, tras la caída de Bidart y seguían integrando la cúpula cuando fue asesinado el entonces teniente de alcalde de San Sebastián y por tanto habrían participado en la toma de aquella decisión, "el comité ejecutivo decide, coordina, selecciona los objetivos, envía la información, entrega el material necesario para atentar, designa genéricamente el objetivo y ordena expresamente llevar a cabo el atentado".

"Muy contenta con la imputación"

"Estoy muy contenta. La Justicia ha funcionado tan mal en España que las víctimas que sabemos quiénes fueron los autores materiales del asesinato nos sentimos afortunadas, pero detrás de ellos había más gente", considera Consuelo Ordóñez, hermana de Gregorio y presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE). "Siempre había tenido la espinita de que juzgaran a quien dirigía la banda cuando mataron a mi hermano y ahora les han imputado -explica-. Lo hemos conseguido no sólo por Gregorio, sino por todas las víctimas que han sufrido lo mismo".

Porque el auto dictado hoy por Santiago Pedraz, juez de la Audiencia Nacional, permite a otras víctimas de aquella época con sumarios no prescritos que se acojan a esta vía para abrir nuevos procedimientos. "Sienta un precedente", asegura la presidenta ed COVITE.

"Este es el mejor regalo que me podían hacer en el Día de la Memoria", señala Consuelo Ordóñez. La hermana del asesinado por ETA se refiere al acto que hoy se ha celebrado en la entrada del Parlamento del País Vasco, al que han asistido los representantes de EH Bildu, pero no los de PP y UpyD. En él se ha rendido homenaje a "todas las víctimas". "Frente a la indecencia de cómo se está celebrando este día -apunta Ordóñez-, nos encontramos con esta otra decencia, la que nos ha llegado a través de los tribunales. Las víctimas aspiramos a tener Justicia, a conocer quiénes son todos los responsables en los asesinatos".