Caso Pujol

El fiscal reactiva el 'caso Pujol' y lo manda a la Audiencia Nacional

La Fiscalía da un impulso a la causa contra el expresidente catalán y su esposa ante la sospechas que su hijo mayor es el gestor del dinero familiar oculto al fisco español y obtenido por comisiones ilegales.

El fiscal reactiva el 'caso Pujol' y lo manda a la Audiencia Nacional

El fiscal reactiva el 'caso Pujol' y lo manda a la Audiencia Nacional Efe

El 'caso Pujol' contra el expresidente de la Generalitat, su esposa, Marta Ferrusola, y varios de sus hijos está a punto de desbloquearse después de que la Fiscalía Anticorrupción haya solicitado a la juez de Barcelona que se inhiba a la Audiencia Nacional. El Ministerio Público entiende que la investigación abierta al hijo mayor del matrimonio, Jordi Pujol Ferrusola, está conectada con la sospechosa herencia familiar.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL de fuentes del caso, el Ministerio Público entiende que los movimientos de dinero realizados por el primogénito al extranjero está relacionado con dinero familiar y, por tanto, se debería investigar todo en su conjunto. La titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Barcelona debe decidir ahora si acepta la propuesta y remitirlo al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

La sospecha de los investigadores es que el dinero que el hijo mayor del expresidente catalán asegura haber ganado por inversiones podría ser en realidad dinero de la familia obtenido por el cobro de comisiones ilegales a cambio de concesiones de contratos en administraciones públicas mientras Jordi Pujol gobernaba en Cataluña.

En su escrito, la Fiscalía analiza los datos obtenidos por la Unidad de Delincuencia Económica de la Policía (UDEF) que sostiene que existen movimientos sospechosos de divisas de Pujol Ferrusola durante ocho años (2004-2012) en trece países por 32 millones de euros. Además, se le considera el gestor de los fondos familiares.

Este movimiento de la Fiscalía da un impulso a la investigación de la familia Pujol. La juez de Barcelona no había conseguido encontrar indicios sólidos contra el expresidente y su esposa por el asunto de la herencia. En julio del año pasado, Jordi Pujol i Soley confesó que durante años su familia había guardado una herencia de su padre en Andorra que no se había declarado a la hacienda española hasta día antes de la confesión.

Según su versión, el expresidente renunció a esa herencia y la repartió entre su mujer e hijos. Sin embargo, los investigadores sospechan que el dinero oculto en Andorra realmente proviene de delitos relacionados con la corrupción. Sin embargo, para llegar al fondo del asunto se necesitaba que las autoridades del Principado enviaran documentación sobre las cuentas de la familia Pujol-Ferrusola, algo que a día de hoy no ha ocurrido.

Andorra sí ha remitido información a la causa seguida en la Audiencia Nacional sobre Pujol Jr. En la comisión rogatoria, que se encuentra bajo secreto de sumario, podrían aparecer movimientos sospechosos en las cuentas del hijo mayor del matrimonio. En caso de que se admita la inhibición, el nuevo foco del caso será averiguar si las cuentas de Pujol Ferrusola fueron utilizadas por toda la familia para esconder dinero procedente de la corrupción.