Roland Garros

Sam Sumyk, técnico de Garbiñe: "No hay límites"

El entrenador de la tenista española y Conchita Martínez, finalista de Roland Garros en el año 2000, analizan el asalto de la número cuatro a la final del segundo Grand Slam de la temporada.

Garbiñe Muguruza celebra su pase a semifinales.

Garbiñe Muguruza celebra su pase a semifinales. Reuters

  1. Roland Garros
  2. Garbiñe Muguruza

Alejada de Roland Garros, en las pistas de entrenamientos del club Jean-Bouin, Garbiñe Muguruza se entrenó el jueves por la mañana para preparar su partido de semifinales ante Samantha Stosur, donde buscará alcanzar la segunda final de Grand Slam de su carrera, la primera en París.

Tras la estela de Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez, las dos últimas españoles clasificadas para las semifinales de Roland Garros (2000), la número cuatro del mundo se enfrenta a la historia sin medianías en otro partido de los que cambian una carrera.

Antes del vital cruce, Sam Sumyk, técnico de la española, y la propia Conchita, capitana de los equipos de Copa Davis y Copa Federación, se reunieron con un pequeño grupo de periodistas en París para analizar el reto de Muguruza, en una posición privilegiada para continuar dejando huella.

Sam Sumyk: "Por el momento, no nos podemos quejar. Seguimos vivos en el torneo, eso es lo más importante. Garbiñe va su ritmo, por su propio camino. Lo más importante es que está sana, trabajando muy duro y las cosas buenas le van a suceder seguro. Hemos sido muy consistentes con el trabajo, eso por supuesto. Vosotros, los medios, queréis que ella gane cada semana, pero eso es difícil. Imagino que no siempre escribís artículos bonitos cada día, así que es como todo, hay que pasar por días buenos y malos. En el deporte siempre habrá días en los que habrá alguien mejor que nosotros, pero hay que tratar de no caer muchas veces".

Conchita Martínez: "En semifinales tiene una gran oportunidad. Que lo viviese en Wimbledon el año pasado puede ser bueno. Está claro que en esta vida todo puede ser bueno o malo, pero la experiencia es un grado. Pero haber pasado por ahí es algo positivo, lógicamente".

S.S: "Hay una combinación de ambas situaciones. Cuantas más experiencias tengas, buenas o malas, porque a veces las malas ayudan más que la buenas, es mejor. Pero al mismo tiempo, cada día es una historia diferente. Un torneo distinto. Otro partido. Es un poco de las dos cosas".

C.M: "Yo creo que la Garbiñe de Roland Garros es mejor jugadora que la Garbiñe de Wimbledon. Es muy importante que repita constantemente que ahora está más tranquila. Durante la temporada ha tenido altibajos, muchas emociones encontradas. Estar calmada provoca que juegue bien a tenis. Eso es vital. Por ahí vamos bien".

S.S: "No hay mucho que le pueda decir. Ella sabe cómo gestionar este tipo de situaciones. ¿Presión? No sé la definición. Veremos. Mi manera de verlo es que jugará contra una gran jugadora y que nosotros debemos tratar de no subestimar a nadie, ni Garbiñe debería subestimarse a ella misma tampoco. La presión, ¡eh! Todo el mundo está muy satisfecho por estar en una semifinal de Grand Slam así que no creo que deberíamos llamarlo presión, lo deberíamos llamar mérito de estar ahí".

C.M: "Está compitiendo bien, sólida desde el fondo de la pista. Además, ha jugado muy valiente, buscando sus tiros. Garbiñe tiene que ir a por sus golpes. Cuando juega encogida está en problemas. Ella necesita ser agresiva, irse hacia delante. Es importante que pegue con la intención de irse hacia delante. Ha mejorado bastante el último año".

S.S: "No es solo una cosa en particular. Garbiñe ha mejorado muchas facetas, muchas cositas aquí y allí. Tiene un deseo muy fuerte de hacer las cosas bien, es ambiciosa, muy trabajadora… Hay mucha calidad en ella, muchas cualidades que estoy tratando de usar en su máxima expresión, lo mejor que puedo. Ella también, por supuesto".

C.M: "Pero Stosur ha vivido muchas situaciones parecidas. Va sobrada de experiencia y es una ganadora de Grand Slam. Tendrá que jugar el partido, aunque Garbiñe tiene muchas opciones para pasar a la final".

S.S: "Es australiana. Es muy buena. Y estaremos preparados. No hay límites. Los límites son los que tú te pongas".