Entrevista

Miguel Galán: "Ángel María Villar es un dictador deportivo desde hace 30 años"

EL ESPAÑOL habla con el hombre que ha conseguido sentar a Villar ante el juez por presunta prevaricación. 

Miguel Galán, candidato a presidir la RFEF.

Miguel Galán, candidato a presidir la RFEF. Foto cedida por su equipo de comunicación

  1. RFEF
  2. Ángel María Villar Llona

Miguel Galán (Madrid, 1978) era un candidato “aparentemente anecdótico” a la presidencia de la Federación Española de Fútbol en las elecciones previstas para esta primavera (y que su actual junta directiva que sigue retrasando), pero acumula ya en su biografía dos acciones de alto impacto: haber denunciado en 2014 a Zinedine Zidane por entrenar al Castilla sin título oficial y haber conseguido, hace escasos días, sentar a Ángel María Villar en un juzgado por presunta prevaricación: la demora intencionada (y por provecho personal) de unas elecciones que podrían poner fin a 28 años ininterrumpidos de dominio sobre el deporte más popular en España.

Villar deberá presentarse en los juzgados de Majadahona el próximo 23 de junio, en plena Eurocopa. El juez ha ordenado la apertura de diligencias el 15 de septiembre,un día después de que se elija al nuevo presidente de la UEFA (cargo que Villar, deseoso de presentarse, ya ocupa interinamente tras la inhabilitación de Michel Platini). Es la primera vez que un magistrado advierte indicios de delito en la conducta del presidente del fútbol español, del que nunca han podido probarse las constantes sospechas sobre manejos irregulares.

Galán sabe que la “imputación no equivale a condena”, pero piensa que está más cerca la inhabilitación del bilbaíno y, en su opinión, la victoria en unas urnas en las que también competirá Jorge Pérez, actual secretario general de la Federación. Galán es presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores de Fútbol (Cenafe), la entidad privada desde la que, según sus palabras, “enarbola la bandera de la defensa de los intereses del fútbol no profesional y modesto”. En el curso de la entrevista anunciará a EL ESPAÑOL, “en exclusiva”, la presentación la próxima semana de una segunda querella penal contra Villar por las irregularidades en los dos casos (Recreativo de Huelva y Marino) que llevaron al Consejo Superior de Deportes (CSD) a solicitar en marzo la apertura de un expediente disciplinario al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD). Un asunto sobre el que el tribunal, tres meses después, sigue sin pronunciarse.

¿Cree que algún día acabarán inhabilitando a Ángel María Villar?

No... Soy muy pesimista.

¿Por qué?

No creo en la independencia del TAD. Tendrían que haber una injerencia de Miguel Cardenal [secretario de Estado para el Deporte]... Hay tantos miembros a favor de Villar como en contra, muchas presiones y líos... No creo en su independencia, pero no solo por las injerencias, sino por todo: el pensamiento, la cercanía de los miembros a determinados clubes... Piense por ejemplo en el caso de Zidane y el carné de entrenador: le absolvieron contra todas las pruebas. El TAD en el asunto Villar está contra la pared... Por eso recurrí a la justicia ordinaria.

Hay un cierto brindis al sol en la postura de Cardenal, que le pasa la 'patata caliente' al TAD cuando podría inhabilitarle él directamente. La Comisión Directiva del CSD podría inhabilitar a Villar sin pasar por el TAD. Hablan mucho, pero lo que tiene que hacer es aplicar la norma. Soy muy pesimista…. Estoy deseando que se comporte como un secretario de Estado valiente que se opone al dictador, pero derribar al dirigente deportivo más importante de las últimas décadas (y con el apoyo de la FIFA) sin un Gobierno estable es prácticamente imposible.

¿Por qué llama “dictador” a Villar? ¿Por la duración de su mandato?

Los que llevamos aquí mucho tiempo y lo hemos vivido en nuestras carnes podemos hablar de ello. No por los 28 años de poder, sino por las artimañas que utiliza... Las amenazas constantes a gente que apoya mi candidatura, por ejemplo (aunque no valen para nada: a la gente se le ha quitado el miedo). O a entrenadores que se forman con nosotros y les bloquean las licencias, o les cobran 1.500 euros por ella. A los burofax amenazantes, firmados por Jorge Pérez [el otro candidato opuesto a Villar, antiguo aliado suyo, secretario de la Federación]. Villar se salta a la torera la regulación.

¿Usted tiene esperanzas reales de ganar las elecciones?

Sí, creo que voy a ser el ganador. La gente está confundida y los medios también… Mire Marca, por ejemplo, que ni me nombraba y se volcó con Jorge Pérez. Lo que no se dan cuenta es que estas elecciones no se ganan en los medios de comunicación, desgraciadamente para ellos.

Villar siempre ha ganado con las territoriales. Sabe lo que yo: la presidencia se gana con el fútbol no profesional, que tiene la mayoría, el femenino y el sala.

¿Dónde se ganan entonces? ¿Recabando el apoyo de las federaciones territoriales?

No, tampoco... Se ganan con los asambleístas: con los presidentes de clubes de Tercera y de Segunda B, el fútbol femenino y el fútbol-sala. Sobre todo ahora, que la asamblea ha pasado de 180 miembros a 140 (quitando 40 representantes del futbol profesional). No hay persona en España que pueda presentarse (como hizo Gerado Movilla en 2004) para ganar convenciendo a los dirigentes territoriales. Esa fórmula no es posible. Por mucho que controlen 8 ó 9 de ellas. La única formula es que el candidato, en cada comunidad, presente a los candidatos asambleístas en cada comunidad para mandar en las diferentes federaciones territoriales. Y que el fútbol de cada comunidad vote por unos u otros.

Yo tengo representantes de Cenafe en cada región… A pesar de las amenazas del entorno de Villar. Tengo un plan de choque de dar 50.000 euros a cada equipo de Tercera y Segunda B si soy elegido. Soy el único candidato que tiene ya candidatos asambleístas (del fútbol no profesional) en todos los territorios. Cada una de las tres candidaturas tendrá sus 120 candidatos, y serán decisivos para la investidura. Podemos llevarnos a nuestro terreno al presidente de alguna federación territorial, sí, pero solo supone un voto. Villar siempre ha ganado con las territoriales. Sabe lo que yo: la presidencia se gana con el fútbol no profesional, que tiene la mayoría, el femenino y el sala.

¿Cambia algo el nombramiento de Infantino al frente de la FIFA en el proceso electoral de la federación?

No... Va a estar al lado de Villar. Lo que puede pasar perfectamente es que si le llegan a inhabilitar alguna vez, llame (como hizo en el pasado con Blatter) y amenace con sacar a la selección española de las competiciones internacionales por injerencias gubernamentales, que es el argumento que siempre utilizan. Siempre tendrá ese as en la manga: es una posibilidad real si las cosas se le ponen feas a nivel personal.

Tengo una solvencia económica con Cenafe (líder en España) que afortunadamente me quita la tentación de meter la mano en la caja. No necesito sacar tajada de la Federación.

Usted tiene intereses privados en el mundo del fútbol, como dueño de las escuelas de entrenadores Cenafe... ¿Cómo se defiende de esas críticas para legitimar su candidatura?

Llevo mucho tiempo colaborando en elecciones, tanto en territoriales como en generales. Tengo una solvencia económica con Cenafe (líder en España) que afortunadamente me quita la tentación de meter la mano en la caja. No necesito sacar tajada de la Federación. Si no la prensa de Villar, los cortesanos, ya me hubiesen sacado en los papeles.

¿La prensa de Villar…?

Parece que no tiene prensa, pero la tiene: periodistas más que medios... En el fútbol español tiene socializado el miedo y en la prensa tiene socializados el pesimismo y el derrotismo. Cada vez que me reúno con un periodista, de primeras es duro conmigo. Hay tanto pesimismo frente al dictador… Y me ven además como una persona sin la repercusión mediática de Jorge Pérez o Tebas, por lo que me dejan siempre en el último escalafón. Y se trata de un error. No existe rival pequeño. También a Carmena la ponían última en las encuestas. España ha cambiado; en este momento histórico un entrenador de fútbol puede presidir la RFEF.

¿Qué poso le quedó de su denuncia contra Zidane?

Zidane es una persona admirable, lo fue como jugador y lo es ahora, pero es tan famoso que sus comportamientos generan imitación. Yo le denuncié para defender mi empresa. Si se puede entrenar sin carnet, tenemos un problema. Los que tenemos menos status también somos entrenadores y debemos seguir unos pasos. Él tenía que haber dado ejemplo. Hasta que una ley regule la profesión esto es un cachondeo. De hecho, el certificado que le entregó la UEFA para entrenar no tiene validez en España. Pero como la Federación es la que manda, aquí no pasa nada...