MASTERS DE SINGAPUR

Garbiñe se detiene en semifinales

La hispanovenezolana, que había derrota en cuatro ocasiones a Agnieszka Radwanska en 2015, cae en semifinales (6-7, 6-3, 7-5).

Los continuos errores desquiciaron a la española.

Los continuos errores desquiciaron a la española. Reuters

  1. Deportes
  2. Competiciones
  3. Garbiñe Muguruza

Cuatro veces se habían cruzado en 2015 y en las cuatro se había impuesto Garbiñe Muguruza. Quizás por aquello del 'no hay quinto malo', Agnieszka Radwanska se vio "fuera del torneo" incluso antes de jugar el choque de semifinales frente a la hispanovenezolana. Pero hay que jugar y a la quinta, que no a la tercera, fue la vencida para la polaca, que accedió a las semifinales del Masters de Singapur tras imponerse (6-7, 6-3, 7-5).

Derrotada en la fase de grupos por la italiana Flavia Pennetta y la rusa Maria Sharapova, Radwanska también se vio"fuera del torneo" antes de tiempo, aunque hay que jugar y la polaca, de repente, ha pasado de la nada al todo, pues este domingo podría conquistar las Finales de la WTA si supera en la final a Petra Kvitova, vencedora de la otra semifinal.

Quien ya no podrá aspirar a tal logro es la española, que se quedó a una única victoria de igualar a Arantxa Sánchez-Vicario, único antecedente patrio en la final femenina del Masters allá por 1993, cuando cayó ante la alemana Steffi Graf. Y eso que Muguruza salió a dominar, desde el fondo y con su saque, marca de la casa. sin embargo, una serie de errores no forzados y de malas decisiones le dejaron con un 4-1 en contra en el primer set en un visto y no visto.

Reaccionó la española con ocho puntos seguidos para igualar 4-4 a la misma velocidad, pero Radwanska salvó dos bolas de break en el noveno juego y llevó la primera manga a un tie-break en el que Muguruza consiguió darle de nuevo la vuelta al marcador (del 2-4 a 7-5), aunque su suerte iba camino de terminar.

Como si de un ritual se tratase, la polaca, de 26 años, pidió un cambio del aparatoso vendaje que cubría su muslo derecho y a partir de ahí... Un 0-4 de salida en el segundo parcial que, esta vez, Muguruza no pudo enderezar (6-3). De hecho, los errores no forzados -llegó a sumar 54- condenaron a la española en la tercera manga, aunque, por suerte para ella, aún tiene opciones de conquistar un título en Singapur, ya que, junto a Carla Suárez, disputará las semifinales en el torneo de dobles.