Deporte y cultura

Ángel Nieto y Perico Delgado apadrinan el teatro inclusivo de Blanca Marsillach

Su compañía presenta dos montajes para alentar la integración de los discapacitados y "unir a los mayores con las artes escénicas".

Estampa del montaje  'Entre versos y Marsillach', con Perico Delgado

Estampa del montaje 'Entre versos y Marsillach', con Perico Delgado

  1. Teatro
  2. Compañías de teatro
  3. Pedro Delgado
  4. Ángel Nieto

Varela Producciones, la compañía de teatro de Blanca Marsillach, mantiene su labor de concienciación sobre la necesidad de crear "un mundo más inclusivo". Si en el pasado puso su foco sobre los desempleados, este año recorrerá nueve ciudades con el doble (y noble) propósito de hacer teatro para discapacitados y vincular las artes escénicas con las personas mayores: como dijo el excliclista Perico Delgado en la presentación de Entre versos y Marsillach, “seguid soñando y reinventándoos... La ilusión es lo único que jamás se debe perder".

El montaje Entre versos y Marsillach, presentado recientemente en Madrid y patrocinado por la Obra Social La Caixa, es una adaptación hecha por Mónica Buiza del homenaje que Adolfo Marsillach hizo en 1997 a los 'grandes' de la poesía del Siglo de Oro español (Quevedo, Góngora, algunos sonetos de Lope de Vega). Será representada en cada ciudad una sola vez por diez mayores (un elenco diferente cada vez) que interpretarán dramáticamente los versos, junto a la propia Buiza y Blanca Marsillach.

Perico Delgado, en la presentación de

Perico Delgado, en la presentación de

El objetivo de esta iniciativa, según sus creadores, es promocionar la participación social de los mayores a través del teatro, así como ayudar a mejorar sus competencias y habilidades personales, favoreciendo la empatía y el trabajo en equipo además de facultades cerebrales como la memorización y la recitación. Perico Delgado les animó repetidamente "a hacer cosas nuevas", activando tanto los músculos del cerebro como los del resto del cuerpo, porque “hay mucho que hacer y tiempo para todo”.

Chéjov para los "no ganadores"

Con apoyo de la Fundación Repsol, Varela Producciones recorrerá también una decena de ciudades con una obra concebida para personas con discapacidad: Textos de Chekhov. Por segundo año consecutivo, concurren encima del escenario actores profesionales con y sin discapacidad, aunque en esta ocasión más de la mitad del elenco son actrices con algún tipo de discapacidad: Adela Estévez y Miriam Fernández, que acompañan al actor y director Xabier Olza. Olza agradeció sinceramente la participación de los actores discapacitados, de cuya "generosidad, talento e imaginación" dijo aprender constantemente en "este territorio de todos que es el teatro: encontrarse, vivir, soñar, conocerse e investigar".

Textos de Chekhov está compuesta por dos divertidas obras del dramaturgo ruso Antón Chéjov, El Oso y Petición de mano, adaptadas al público al que van dirigidas. La primera, que dura aproximadamente 20 minutos, muestra la reacción ridícula de una persona frente a situaciones inesperadas (por ejemplo, un terrateniente soltero que quiere cobrar una antigua deuda con una viuda de buen parecer, sin saber que detrás de esta historia se esconde un secreto personal no confesado).

Ángel Nieto y Blanca Marsillach.

Ángel Nieto y Blanca Marsillach. Varela Producciones

"Inclusión es considerar a la gente por su talento, independientemente de sus circunstancias personales", afirmó Marsillach durante la presentación en la Casa de Vacas del Parque del Retiro de Madrid, ante centenares de personas. La presencia de Ángel Nieto, trece veces campeón mundial de motociclismo y comentarista deportivo, fue un aliciente extra para decenas de jóvenes discapacitados que escucharon del piloto historias y consejos sobre como "todos estamos capacitados para hacer algo importante", con un recuerdo al movimiento paralímpico: "Les admiro", dijo; "pelean por su objetivo igual que yo, pero con limitaciones".

Al final del acto, el escenario se llenó de jóvenes con algún grado de discapacidad que subieron a bailar mientras Marsillach atendía a la prensa e insistía en que "debemos ser más amables, más generosos, con los que no son ganadores. La sociedad tiene muchísimos complejos. Queremos ponernos la medallita, pero luego pasamos... No nos importa verdaderamente lo que les pase".