Leo Messi, tras marcar un gol con el Barcelona.

Leo Messi, tras marcar un gol con el Barcelona. Reuters

1ª División FÚTBOL

¿Es Messi ya el deportista mejor pagado del mundo?

La ampliación de contrato catapultaría al argentino al primer puesto del ránking Forbes 2017 de deportistas.

Lucía Hernández

El Barcelona lo ha conseguido: el mejor jugador de la historia del club, el máximo goleador y asistente de la Liga, el único futbolista que ha levantado cinco balones de Oro, la 'Pulga', el líder, el '10', ha renovado. La ampliación de su contrato era una cuestión de Estado en las oficinas del conjunto culé, más que cualquier sentencia judicial o cualquier fichaje no cerrado.

Los más de diez años con los que el rosarino ha obsequiado a la hinchada culé han dejado fotografías inmortales en el imaginario del fútbol moderno. Además, sus actuaciones determinantes y su compromiso con el escudo han precipitado que la entidad azulgrana estuviera dispuesta a todo con tal de asegurar su continuidad; si el rosarino hubiera solicitado una farola al lado del Camp Nou, se la hubieran regalado. Envuelta y con un lazo.

Esta indulgencia de la directiva, esta entrega absoluta a sus deseos, habría derivado, a falta de confirmación oficial, en un cuantioso aumento de sueldo que superaría los 46 millones entre salario y primas y que podría convertir al futbolista argentino en el deportista mejor pagado del ranking que reúne Forbes, que hasta hoy estaba encabezado por su máximo oponente, Cristiano Ronaldo. La lista es extensa: 100 son los profesionales que la integran. La diferencia entre el primero y el último también es elevada; 40 millones de euros los separan.

Cristiano Ronaldo (Real Madrid/la Liga)

drcristiano1

drcristiano1

El primer deportista en llegar a más de 200 millones de seguidores en redes sociales se ha embolado 51 millones de euros entre salario y primas según lo acordado en su última renovación en 2016. No obstante, el Real Madrid, el club más rico del mundo, asegura que el '7' nunca sale caro.

Su presencia en el conjunto merengue permite negociar al alza el precio de la camiseta y ayuda, y mucho, en la firma con distintos espónsores publicitarios, ya que Ronaldo marca goles con tanta facilidad como genera ingresos. Herbalife, Nike o Clear patrocinan sus zapatos, su pelo e incluso parte de su cuerpo. Su alto rendimiento deportivo justifica, según el club, el alto precio que el equipo debe desembolsar por su estrella. Quizá con su alto presupuesto deba pagar parte de lo que presuntamente le reclama Hacienda.

Andrew Luck (Indianapolis Colts/NFL)

En junio del año pasado, los Colts lo premiaron con un contrato sin precedentes por su comienzo histórico: 41,4 millones ingresó el mariscal en 2017. El equipo había ganado sólo dos partidos en 2011 antes de la llegada de Luck, que promedió 4,319 yardas por temporada en sus primeras tres campañas y lideró la clasificación de pases touchdown en 2014 con 40.

El acuerdo contractual de Luck rompió todos los récords previos: el valor total, el sueldo anual y dinero garantizado. Además, desbancó a Calvin Johnson, que hasta entonces había rubricado el contrato más alto gracias a los 116,5 millones de euros que pactó por ocho años, sin contar las primas.

Lewis Hamilton (Mercedes/Fórmula 1) y Sebastian Vettel (Ferrari/Fórmula 1)

Hamilton y Vettel, en rueda de prensa (EFE)

Hamilton y Vettel, en rueda de prensa (EFE)

El británico y el alemán, ahora enemistados, son los mejores asalariados de la parrilla; ambos han cobrado 33,5 millones de euros entre sus sueldos y los bonus. La igualdad que mantienen en el presupuesto salarial se extrapola al cemento. En la presente temporada, el piloto de Ferrari, tetracampeón de Fórmula 1, aventaja en tan solo 14 puntos al astro de Mercedes, que atesora un título menos que Vettel.

En el apartado publicitario, la dicotomía se subvierte. Hamilton ingresa casi seis millones y medio más que su contrincante, gracias sus acuerdos de patrocinio con IWC, Monster Energy, L'Oreal, Bose, Puma, MV Agusta Motocicletas y Bombardier Productos Recreativos.

Fernando Alonso (McLaren-Honda/Fórmula 1)

Hace tiempo que el asturiano no descorcha una botella de champagne, a menos que lo haya hecho en alguna celebración personal alejado de las banderas y el calor de la pista. A pesar de que comenzó lanzado su trayectoria, los monoplazas que ha conducido no han alcanzado la velocidad necesaria para competir con los grandes.

No obstante, en McLaren-Honda saben del potencial y el talento que cincelan la personalidad de Alonso al volante, por lo que le ofrecieron un contrato de casi 30 millones de dólares por temporada. La reciente escapada del piloto para participar en la Indy 500 durante el fin de semana del Memorial Day le deparó 264.783 euros más.

Fletcher Cox (Los Eagles de Filadelfia/NFL)

Los Eagles de Filadelfia reclutaron al jugador en el draft de la NFL de 2012, y desde entonces su valor no ha dejado de crecer. Sus 43 placajes combinados y sus 27 tackles durante esta última campaña lo avalan.

Después de jugar su primer Pro Bowl, su equipo, antes de la temporada de 2016, lo recompensó por su trabajo defensivo con una gran oferta: Cox, el integrante más joven entre los diez primeros de la lista, firmó una extensión de seis años que le ha dejado 29 millones de euros esta temporada.

Clayton Kersham (Los Angeles Dodgers, MLB)

El tres veces ganador del Premio Cy Young ha recibido 28,6 millones por parte de su equipo. Under Armour, Art of the Game, Topps, Wilson y Mercedes-Benz son sus patrocinadores, que explotan la popularidad del tercer jugador que más camisetas vendió en 2016 de la MLB.

Drew Brees (New Orleans Saints/NFL)

Brees concentra nueve selecciones de Pro Bowl y un título de Super Bowl desde que se unió a los New Orleans Saints en 2006. Además, se ha perfilado como uno de los pitchmen más exitosos de la NFL gracias a la más de una docena de acuerdos que lo vinculan a marcas como Nike, Procter & Gamble, PepsiCo, Advocare, Wrangler, Verizon o Microsoft. Asimismo, junto con el dinero que recibe de los patrocinadores, su club le ha pagado este año 27,6 millones de euros.

Parte de ese dinero que ingresa lo destina a la Fundación Brees Dream, que ha contribuido con más de 22 millones de euros a causas benéficas e instituciones académicas en las comunidades de Nueva Orleans, San Diego y West Lafayette.

LEBRON

LEBRON

El cuatro veces MVP de la NBA volvió a Cleveland en julio de 2014, y sólo dos años después logró que el equipo se alzara con el campeonato de liga, el primero en la historia de la franquicia y la primera corona deportiva para la ciudad en medio siglo. Su salario de 27,5 millones de euros en 2016-17 lo bautizó como el tercer jugador de la NBA en ganar esa cantidad durante una misma temporada, solo por detrás de Michael Jordan y Kobe Bryant.

Más allá de ser un extraordinario jugador, James es, además, un excelso objeto publicitario. A lo largo de la última edición de la NBA, el '23' añadió a Intel y Verizon a su cartera de espónsores, en la que ya figuraban Coca-Cola, Beats by Dre, Kia Motor y Nike, cuyo contrato vitalicio podría red depararle un millón de dólares.

SERE

SERE

A mucha distancia de estos diez se encuentran deportistas laureados como Russell Westbrook y Kevin Durant con 23,4 millones de euros; Gareth Bale, que ha amasado una fortuna de 23 millones; Anthony Joshua, el primer boxeador de la lista, con 16,4 millones ganados este último 2017; el golfista Dustin Johnson con 14,4 millones o Serena Williams, la única mujer de los 100, que ha ingresado 7 millones de euros este año, lejos de los 13 que ha conseguido Andy Murray o los 8,4 de Djokovic, aunque por encima de los 4,8 que ha obtenido Rafael Nadal, el único español que aparece en la lista junto con Marc Gasol (18,7 millones).

Atletas de 11 deportes distintos componen el ránking, liderado por el baloncesto con 32 jugadores, al que le siguen el béisbol (22), el fútbol americano (15), el fútbol (9), el tenis (9), motor (5), golf (5) y boxeo (3) como disciplinas más representadas.