Liga Santander

Griezmann siempre acude al rescate del Atlético

El delantero francés marcó el único gol en la victoria ante el Deportivo (0-1). El equipo del Cholo Simeone se queda a dos puntos del liderato que ostenta el Real Madrid. 

Griezmann celebra su gol ante el Deportivo.

Griezmann celebra su gol ante el Deportivo. EFE

  1. Atlético de Madrid
  2. Deportivo de la Coruña
  3. Antoine Griezmann

El Atlético, por momentos, puede llegar a desesperar. Sí, como lo hacía el Barça de Guardiola o el Inter de Mourinho. Y lo hace, precisamente, porque tiene tanta seguridad en su juego como los dos equipos anteriormente citados. Pero no se preocupen, porque el equipo del Cholo sabe que todo llegará: el gol, Griezmann y la victoria. Unas veces en el minuto cuatro y otras en el 89, pero siempre acogiéndose a los mismos patrones a la hora de buscar los tres puntos. Esta vez, contra el Deportivo (1-0) y, de nuevo, con el ‘Principito’ haciendo de las suyas para dejar a los rojiblancos a tan solo dos puntos del liderato [Resultado y estadísticas: 1-0].

Sin embargo, al Atlético le costó arrancar, ya fuera por el calor, la temperatura o el horario. Saltó al campo con cambios. Simeone dio entrada a Correa, Gaitán, Giménez y Augusto. Y, en un primer momento, todo, absolutamente todo, siguió el guión previsto. Los rojiblancos, de menos a más, fueron comiéndole terreno al Deportivo. Sin deslumbrar, pero, como siempre, con Griezmann preparado para dar la puñalada y creando las mejores ocasiones: dos disparos que no entraron, pero que se marcharon cerca de la meta de Lux.

Sin embargo, el destino quiso mandar al traste cualquier plan previamente concebido. Augusto y Giménez, que entraron para dar refresco a los teóricos titulares, se tuvieron que retirar lesionados y dejar sus puestos a Lucas y Gabi. Y, mientras tanto, el reloj se fue comiendo los minutos. Sin demasiado juego ni ocasiones. Pero, eso sí, con otro contratiempo de última hora. Esta vez, para el Deportivo, que perdió a Fayçal por doble amarilla.

Esa espesura en el juego la rompió el Atlético en la segunda mitad. Movido por la necesidad y contra un Deportivo en inferioridad, sumó ocasiones sin parar, como si le fuera -y quizás le vaya- la vida en ello. Las más claras, un trallazo de Carrasco al palo y un disparo cruzado de Filipe Luis. ¿Suficiente? Para nada. Pasados los primeros 15 minutos del segundo tiempo, Simeone dio entrada a Gameiro. Y entonces es cuando aparecieron los hombres de arriba para acabar con el conjunto gallego, que, a pesar de la oposición, no consiguió salir de su campo desde ese momento.

Y el Atlético, ya saben, acaba llegando. Tarde o temprano, de una u otra manera. Aparece. Y lo hace, como siempre, acogido a sus enfants terribles, que aparecieron en el momento justo: Gameiro se la puso a Griezmann y éste, metido en el área chica, sólo tuvo que empujarla para anotar su quinto gol esta temporada. Y fin de la historia. Con los deberes hechos, al equipo de Simeone le toca sintonizar la música de la Champions y pensar en el Bayern de Múnich. Pero, ya saben, no se desesperen. Los rojiblancos siempre, absolutamente siempre, llegan a tiempo.