LA PREVIA DEL CLÁSICO (IV)

Las estrellas del Barcelona eclipsan a las del Real Madrid

Bale, Neymar, Cristiano, Messi... La magia del Clásico pasa por sus botas, aunque los datos dan la razón al conjunto de Luis Enrique.

Neymar celebra un gol ante el Real Madrid.

Neymar celebra un gol ante el Real Madrid. Getty Images

Con el Real Madrid-Barcelona en el horizonte inmediato del próximo sábado, EL ESPAÑOL analiza con estadística avanzada el estado de ambos equipos y cómo llegan al Clásico, el primero de la temporada 2015/2016. En los últimos días hemos observado a porteros, defensa, medio del campo y a los nueves. Hoy analizamos a los jugadores más desequilibrantes.

GARETH BALE

El galés llega a El Clásico después de disputar los 90 minutos ante el Sevilla, donde el Real Madrid se dejó tres puntos. Liberado por su selección del amistoso ante Holanda, Bale ha estado renqueante debido a lesiones que han impedido al respetable ver su mejor versión. Con dos goles y cuatro asistencias en lo que llevamos de temporada, el atacante madridista no proyecta sus mejores cifras en comparación con sus últimas dos campañas.  

Pero en las últimas semanas Bale ha sido de lo mejor que se ha visto en el conjunto madridista, especialmente contra el Sevilla, donde fue uno de los mejores jugadores blancos en una tarde aciaga para el Madrid. No descubrimos nada describiendo la electricidad del galés, un jugador con un desborde más que documentado por la prensa internacional. Como se ha visto en las últimas temporadas, Bale es un aliciente de vértigo y desequilibrio que en buen estado de forma puede decantar un partido tan importante como el del próximo sábado. Sospechoso habitual en las grandes ocasiones, la defensa culé tendrá que estar alerta de su presencia si termina jugando, como ya se vio en su primera final de Copa con el Real Madrid.

NEYMAR

El delantero brasileño de tan sólo 23 años ha explotado de una manera brutal ante la ausencia de Messi. Cuasi-perfecto en todos los aspectos del juego, como se puede observar en el gráfico posterior, Neymar se asocia con sus compañeros a la perfección. La estrella de la selección canarinha reparte más de tres pases clave por encuentro. Convirtiendo uno de cada cinco de sus disparos en gol, Neymar probablemente sea la estrella de la Liga a día de hoy con el permiso del astro argentino, ausente por lesión desde el 26 de septiembre.

Neymar Jr - Estadísticas por 90 minutos de juego en La Liga.

Neymar Jr - Estadísticas por 90 minutos de juego en La Liga. Elaboración propia

Cristiano

La estrella portuguesa no pasa por su mejor momento en lo deportivo. Rayando lo pírrico con apenas 0.6 goles cada 90 minutos -sin contar los penaltis-, Cristiano Ronaldo se encuentra esta temporada a mitad de camino entre el grupo de los grandes delanteros de este inicio de campaña como Nolito o Gameiro y el grupo de los súper goleadores donde se encontrarían Neymar y Luis Suárez, lo que el portugués fue siempre en pasadas temporadas.

Cristiano Ronaldo - Estadísticas por 90 minutos en La Liga.

Cristiano Ronaldo - Estadísticas por 90 minutos en La Liga. Elaboración propia

Completando menos regates que nunca, Cristiano pasa por un valle histórico en lo personal desde su llegada al Real Madrid. Combinándose peor que nunca con sus compañeros, el portugués no deja de ser una amenaza para un equipo al que suele tener en el punto de mira.

MESSI

El astro del Barça destinado a ser el próximo ganador del Balón de Oro es duda para el partido. Lesionado ante Las Palmas en Liga, el Barcelona ha sabido reaccionar mejor que nunca ante su ausencia. Dejando cero dudas ante sus rivales, el Barcelona llegaría como claro favorito al Clásico de ser disputado en el Camp Nou. La presencia o no de Messi en el once de Luis Enrique puede lastrar al conjunto azulgrana si el argentino se resiente de su lesión.

Leo Messi - Estadísticas por 90 minutos de juego en La Liga.

Leo Messi - Estadísticas por 90 minutos de juego en La Liga. Elaboración propia

Antes de causar baja, el rendimiento de Messi estaba siendo brutal. Repartiendo juego y goleando como de costumbre, su genialidad sólo puede ser frenada por algún percance que sufra sobre el terreno de juego. Disparando más de siete veces por partido, casi la mitad de ellos entre palos, Messi es siempre la reina en el tablero de ajedrez. De su presencia y de su estado de salud no depende tanto el Barça, que ya ha ideado con éxito alineaciones sin él, pero el Madrid, que tendría que reestructurar su estrategia para intentar inhabilitar al mejor jugador del mundo.

Lesiones recientes y ausentes

Además de las bajas ya mencionadas, James llega al partido habiendo disputado solo 150 minutos con el Madrid en Liga, ningún partido en Champions y solamente un partido como titular. Pero a pesar de eso, James ha conseguido anotar tres goles y repartir una asistencia en lo poco que ha jugado. Criticado al llegar al Real Madrid por su elevado precio, el colombiano es un valor seguro de futuro para el club blanco. Completo en todas las facetas ofensivas, ha sido titular en los últimos encuentros de su selección. Si Benítez cuenta con él, el jugador es una garantía de derroche físico para el conjunto blanco.

Entrenándose a tope para llegar al Clásico también se encuentra Rakitic. El croata, lesionado en los últimos días, es clave en el esquema de Luis Enrique. El mediocentro culé no es tan desequilibrante como varios de sus compañeros, pero es uno de los directores de la orquesta blaugrana, y su ausencia es un dolor de cabeza para los técnicos de su club. Con 1.3 pases clave por partido, el cuatro culé será echado de menos por los suyos si finalmente no está sobre el césped del Bernabéu.

METODOLOGÍA

Los gráficos de tela de araña o radar sirven para mostrar en una rápida instantánea varias estadísticas del jugador en cuestión. La visualización está hecha a escala según el valor de la métrica, puntuando al jugador según la desviación estándar de La Liga en ese valor. Por ejemplo, a partir del 90% de pases completados para un defensa, la visualización cubre todo el marco del radar, pues el jugador ya está una desviación estándar por encima del resto. La visualización está hecha de tal forma que un jugador perfecto –muy rara vez ocurre- ocupe una esfera completa.