'FIFAGATE'

Las claves del 'caso Villar'

El presidente del fútbol español desde 1988 es el último gran dirigente en ser investigado por el nuevo Comité de Ética de la FIFA. 

Villar, en un partido de la Selección

Villar, en un partido de la Selección Reuters

ANTECEDENTES

Abierta en canal desde que una investigación del FBI llevase a policías suizos a arrestar a siete directivos de la FIFA en Zurich el pasado 27 de mayo, la FIFA ha emprendido una renovación que concluirá presuntamente el próximo 26 de febrero, fecha de las elecciones que acabarán por fin con el mandato de Joseph Blatter. El suizo, actualmente suspendido junto con el número 2 de la entidad (Jerome Valcke, secretario general) y el número 3 (Michel Platini, vicepresidente y presidente de la UEFA), tuvo que anunciar en junio su decisión de no presentarse a la reelección. Las investigaciones que acechan a Platini, candidato favorito a sucederle, por un pago de dos millones de dólares recibidos de Blatter en 2011 y no justificados, podrían apartarle de las elecciones.

Además de las investigaciones del Comité de Ética (como la que afecta a Villar), existen en la actualidad dos procesos judiciales sobre la FIFA. Uno en Estados Unidos, en torno a la corrupción descubierta en torno a la Copa América 2016 y el pago de derechos televisivos, que tiene pendientes de extradición y juicio a varios ex directivos de la entidad. Otro en Suiza, donde se ha imputado a Blatter por un posible delito de administración desleal, en el que Platini mantiene un status intermedio “entre testigo y acusado”.

¿DE QUÉ SE LE ACUSA A VILLAR?

El motivo del proceso abierto a Villar no ha sido revelado, pero se sabe que está relacionado con su negativa a colaborar con la investigación sobre la adjudicación de los Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022 (génesis del 'Informe García', ver punto siguiente) y la compra de votos. El hecho de que su nombre aparezca junto al del alemán Franz Beckenbauer, que ya fue suspendido provisionalmente en 2014 por esa causa, parece confirmar este hecho. “Los procesos relativos a los dos dirigentes Ángel María Villar Llona y Franz Beckenbauer han sido remitidos ya a la cámara de resolución”, advertía escuetamente el comunicado de la FIFA.

QUIÉN INVESTIGA: EL COMITÉ DE ÉTICA

Tiene el hasta ahora incumplido mandato de garantizar el cumplimiento del Código Ético de la FIFA y sufrió una reforma profunda tras la dimisión del presidente de su Comisión de Instrucción, Michael García, ex fiscal general de Estados Unidos, que después de entrevistar a 75 testigos y presentar un ambicioso informe sobre la corrupción en el fútbol mundial en septiembre de 2014 se marchó dando un portazo. “Ningún comité independiente, investigador o panel de arbitraje puede cambiar la cultura de una organización”, aseguró el jurista, a quien se vincula indirectamente con este proceso de renovación. Su investigación abarcaba las adjudicaciones de los Mundiales de 2018 y 2022 y la actitud obtruccionista de Villar manchó gravemente su reputación internacional: se negó a declarer en aquella instancia, pero el caso le persigue igualmente.

El Comité de Ética está dividido en dos Cámaras, la de Instrucción y la de Resolución. En el comunicado emitido el miércoles, referido a las actuaciones sospechosas de 11 miembros, sólo los expedientes de Villar y Franz Beckenbauer, mítico ex futbolista alemán, han sido ya enviados a la Cámara de Resolución para que adopte las medidas correspondientes.

SITUACIÓN INTERINA DE LA FIFA

La FIFA suspendió el pasado 8 de octubre a Blatter y Platini por 90 días prorrogables. Como presidente interino de la FIFA asumió el camerunés Issa Hayatou (jefe de la Confederación del Fútbol Africano desde hace 27 años), que ya fue censurado por el Comité Olímpico Internacional en 2011 por recibir personalmente cantidades de dinero que, según él, iban destinado al organismo que dirige.

En la UEFA, que se negó en cambio a nombrar un presidente interino por su apoyo al francés Platini, fue designado presidente de facto Ángel María Villar. Una posible suspensión del dirigente español (que el Comité de Ética tiene la potestad de aplicar) agravaría notablemente el vacío de poder en la federación europea, la más importante del balompié mundial.

REFORMAS RECIENTES EN LA FIFA

Embarcada en un proceso de renovación que tiene en la transparencia y la recuperación de la credibilidad sus principales metas, la Comisión de Reforma de la FIFA ha propuesto esta misma semana varios cambios en el funcionamiento de la organización: destacan sobre todo la imposición de un límite de edad (74 años) para los miembros de la FIFA y en la duración del mandato presidencial (12 años). Blatter fue reelegido el 29 de mayo para un quinto mandato a la edad de 79 años y se mantiene en el puesto desde 1998. Estas propuestas deberán ser formalizadas durante el próximo comité ejecutivo de la FIFA el 2 y 3 de diciembre, y serán sometidas a voto en el Congreso de la FIFA el 26 de febrero.

Sin embargo, la reforma del punto 36 del Código Ético, que respetaba la confidencialidad de los procesos de investigación abiertos, ha sido inmediatamente aplicada. La FIFA ya no necesita permisos especiales para revelar los nombres de los miembros bajo sospecha, como demostró el comunicado del Comité de Ética.

ÁNGEL MARÍA VILLAR

Presidente de la Real Federación Española de Fútbol y conocido por su secretismo, este bilbaíno de 65 años es además vicepresidente primero de la FIFA y desde la semana pasada presidente interino (aunque no nombrado oficialmente) de la UEFA.

Indudablemente uno de los diez hombres más poderosos del fútbol mundial y tradicional aliado de Blatter, ha sido un muñidor de votos y alianzas en Latinoamérica, donde su hijo Gorka es director general en la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) y arrastra sospechas fortísimas de corrupción, no comprobadas hasta ahora fechacientemente. Villar genera suspicacias desde hace lustros: como dijo su enemigo Javier Tebas, el presidente de la Liga del Fútbol Profesional, hace unas semanas: “Villar o es muy listo o muy tonto, ya que nunca se entera de nada”.

OTROS PERSONAJES INVESTIGADOS

Franz Beckenbauer, presidente del Comité Organizador de Alemania 2006, acompaña a Villar en su proceso de investigación por las revelaciones sobre una supuesta compra de votos y la existencia de una 'caja negra' de casi 7 millones de euros. La Comisión de Ética ha confirmado también que ha abierto procesos de investigación contra otros seis ex directivos de la FIFA: Worawi Makudi, Jeffrey Webb, Ricardo Teixeira, Amos Adamu, Eugenio Figueredo y Nicolás Leoz. (Además de Blatter, Platini y Valcke, el trío directivo). También ha suspendido por seis años al surcoreano Chung Mong-joon, exvicepresidente de la FIFA.

ESCENARIOS FUTUROS

En caso de ser sancionado Villar, la UEFA profundizaría aún más su crisis, puesto que asumió las tareas de Platini cuando éste fue suspendido provisionalmente durante 90 días. La sombra de Platini planea también sobre las elecciones de febrero: su candidatura a la presidencia de la FIFA no será examinada por la Comisión electoral mientras dura su sanción de 90 días.

Si esta suspensión es levantada antes de la fecha de la elección o no se prorroga en enero, la Comisión electoral ad-hoc “tomará su decisión”, ha indicado el presidente de este órgano, Domenico Scala.

Los candidatos a la presidencia de la FIFA tienen hasta el 26 de octubre para formalizar su acta de presentación, con el apoyo mínimo de cinco Federaciones afiliadas de la FIFA. Platini ya lo hizo el 8 de octubre por la mañana, justo antes de su suspensión. El príncipe jordano Ali Hussein es el otro aspirante que ha oficializado su candidatura, aunque se esperan nuevas incorporaciones.

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, ha pedido un “candidato externo y creíble” para asumir el mando en la entidad, una marca profundamente dañada, casi sinónimo de corruptela.