Alertas de consumo

El peligroso 'gadget' que McDonalds ha tenido que retirar de su menú infantil

Un podómetro con aspecto de reloj inteligente para niños había comenzado a incluirse como regalo en los famosos Happy Meals, pero la cadena de comida rápida se ha visto obligado a retirarlo tras descubrirse que produce irritaciones en la piel.

La empresa pretendía regalar estos podómetros con pinta de ‘wearable’ en sus Happy Meals

La empresa pretendía regalar estos podómetros con pinta de ‘wearable’ en sus Happy Meals McDonalds

  1. Gadgets
  2. Comida rápida
  3. Consumo
  4. McDonald's

A veces es peor el remedio que la enfermedad. El último movimiento de la popular cadena de hamburgueserías para combatir su fama de perjudicial para la salud de los menores ha salido francamente mal: McDonald’s ha tenido que retirar la pulsera con podómetro que regalaba con sus menús infantiles (los famosos Happy Meals) solo unas horas después de comenzar la promoción.

A mediados de semana, los establecimientos de la multinacional en Estados Unidos y Canadá comenzaron a incluir pulseras de actividad para niños en sus paquetes de comida rápida, que habitualmente contienen regalos más convencionales como juguetes promocionales de algún estreno cinematográfico.

Se suponía que iba a ser un modo de inculcar a los pequeños la importancia de hacer ejercicio, pero poco más de un día después de dar comienzo la campaña han tenido que dar marcha atrás a la iniciativa tras descubrirse que estos ‘wearables’ rudimentarios provocan irritación en la piel.

El dispositivo, probablemente fabricado en China por encargo de McDonald’s, es poco más que un podómetro de plástico bautizado como Step-It. Ligero y poco sofisticado, su única función es contar los pasos que da su portador, aunque según los testimonios de usuarios que han podido probarlo tiene una precisión limitada.

Esquema del funcionamiento de Step-It

Esquema del funcionamiento de Step-It McDonalds

Se trata más de un elemento de motivación o de un juego para que los niños hagan ejercicio que de una fitness band en toda regla. En ese sentido, si las cosas no se hubieran torcido para la marca de hamburguesas, podría haber mostrado su efectividad. Según un estudio de la Universidad de Harvard, "los usuarios de podómetros andan por encima de 2.000 pasos más cada día que las personas que no los utilizan, y sus niveles de actividad física se incrementan en un 27 %".

Pero no ha sido así. Tras escuchar las quejas de algunos de los primeros propietarios, la compañía ha anunciado que las pulseras "no seguirán ofreciéndose como parte de nuestros Happy Meals". La baja calidad del dispositivo ha obligado a retirarlo de circulación. "Hemos dado este paso voluntariamente tras recibir algunos informes de potenciales irritaciones en la piel que pueden estar asociados con llevar la pulsera", ha reconocido un portavoz de la compañía al blog estadounidense Mashable.

Los vídeos promocionales de la pulsera que McDonald’s había compartido en YouTube, protagonizados por menores, también han desaparecido. "Nada es más importante para nosotros que la salud de nuestros clientes y estamos volcados en investigar este incidente", ha asegurado la empresa. Mientras tanto, los que compren un Happy Meal tendrán que conformarse con alguno de los tradicionales juguetes.