Robótica

"Robot, límpiame la casa"

Un proyecto avalado por Elon Musk acerca la robótica a la ayuda en las labores del hogar.

Dos robots de la compañía Fetch Robotics

Dos robots de la compañía Fetch Robotics

  1. Robótica
  2. Google
  3. Inteligencia artificial
  4. Elon Musk

El futuro de las labores del hogar consistirá en enseñar a los robots a resolver los quehaceres domésticos, o eso pretende el último proyecto de Open AI, una empresa sin ánimo de lucro dedicada a la inteligencia artificial.

Apoyado por el empresario Elon Musk (cofundador de Open AI y de otras compañías como Tesla Motors o PayPal), consiste en programar una serie de robots desarrollados por Fetch Robotics, una empresa dedicada a fabricar máquinas para almacenes, de manera que puedan aprender por sí mismos mediante ensayo y error.

Uno de los robots fabricados por Fetch Robotics

Uno de los robots fabricados por Fetch Robotics

Por el momento sólo se ha conseguido que varios robots funcionen en almacenes, siguiendo a los trabajadores por el edificio o llevando objetos hasta meterlos en una cesta, pero supone un gran avance para conseguir robots que resuelvan las labores del hogar.

El futuro de la robótica: aprender por sí mismos

El plan refleja la última tendencia en el campo de la robótica: debe estar enfocada en el desarrollo de software y en el aprendizaje de nuevas capacidades de manera autónoma por parte de la máquinas, y no tanto en el avance del hardware

Esta propensión también se ha puesto de manifiesto en análisis y observaciones previas: Pieter Abbeel, miembro de OpenAI y profesor en la Universidad de California,demostró que el llamado "aprendizaje de refuerzo de profundidad" (es decir, que aprendan ellos mismos a base de muchos intentos) para adquirir nuevas habilidades es más sencillo que programarlos "a mano" para dichas tareas, tales como plegar toallas o coger cosas de la nevera.

Imagina un Roomba que no sólo aspira la suciedad del suelo sino que también limpia los platos, plancha las camisetas y prepara el desayuno

Éstos aprendían mediante una red neural que controla el movimiento físico y sensor de input (de entrada), la cual cambia sus parámetros a medida que se acerca a alcanzar su objetivo.

"Si se consigue llevar a cabo, tendrá beneficios económicos e industriales", declara Marc Deisentoth, experto en aprendizaje de refuerzo en el Colegio Imperial deLondres. "Imagina un Roomba que no sólo aspira la suciedad del suelo sino que también limpia los platos, plancha las camisetas y prepara el desayuno"

Jens Kober, experto en aprendizaje de robots en la Universidad de Tecnología de Delft (Holanda), pone de manifiesto la importancia de potenciar este tipo de procesos:"Dejar a un lado la programación a mano de robots en favor del aprendizaje autónomo es un elemento clave en el futuro de la robótica".