El Español
Economía
|
Emprendedores

Redeiras, la red de profesionales con enfoque digital que teje desde Galicia para el mundo

Impulsado por la experta en marketing digital y marca personal Mariam Veiga, este grupo de mujeres profesionales cuenta ya con casi 300 participantes. Tras algo más de un año en acción y numerosos 'encontros' virtuales hoy celebra en Vigo su primer evento presencial
Mariam Veiga, impulsora de Redeiras.
Mariam Veiga, impulsora de Redeiras.

Aunque nace con identidad gallega y todo lo que rodea su marca se crea con ese enganche de la "tierriña", el grupo de mujeres profesionales Redeiras ya cuenta con una amplia mayoría de participantes de fuera de las fronteras de Galicia. La impulsora de esta iniciativa, la experta en marketing digital, marca personal y mentora de negocio para emprendedores Mariam Veiga, asegura que se trata de un grupo amplio abierto a todas las mujeres.

"Una de las cosas que echaba de menos en los grupos de profesionales es que en la mayoría se trata de mujeres emprendedoras, pero ¿qué pasa con las que son trabajadoras por cuenta ajena o las directivas? Aquí todas tienen cabida; no importa si estas buscando una reinvención profesional, o si estás trabajando por cuenta ajena y estas feliz con tu trabajo y no quieres ningún cambio, pero sí quieres tener destrezas en habilidades digitales", explica Veiga.

Así, mejorar las aptitudes en la red es uno de los principales objetivos de este grupo que ya cuenta con casi 300 mujeres participantes, aunque el networking y las posibilidades de colaboración entre profesionales es también parte del atractivo de este grupo de 'redeiras'.

Para formar parte de Redeiras, existe a disposición de las interesadas un sencillo cuestionario para poder recibir la información de todas las formaciones que se van celebrando. "Pedimos unos pocos datos, como nombre y correo electrónico, y así cada vez que hay un "encontro en red" se les envía un enlace para acceder a la formación, que es una formación en directo", cuenta Mariam Veiga.

La participación en este grupo profesional no tiene ningún coste y es totalmente abierto. "Redeiras nace con toda la ilusión del mundo y no tiene ningún tipo de monetización, puede que en algún momento lo tenga, pero lo importante es compartir y ayudarnos entre nosotras", señala su impulsora.

Primer encuentro presencial

Después de algo más de un año en acción y diversos encuentros virtuales, Redeiras da hoy un nuevo paso adelante con su primer encuentro presencial, que se celebra en la ciudad de Vigo y que llega con éxito de acogida y sold out.

"Después de la pandemia y de estar casi dos años sin eventos presenciales la gente tiene ganas de conocerse. Hacer encuentros presenciales siempre fue la idea, pero como nació en un momento de restricciones no se podía", sostiene Mariam Veiga. Además, la creadora de esta red señala que, aunque el primero de estos encuentros se haga en Vigo, la intención es que se pueda llevar a otras ciudades para facilitar la asistencia a las 'redeiras' de fuera de Galicia y que son mayoría.

El evento presencial sí tiene un coste para las asistentes, que en el caso de esta primera propuesta ha sido de 35 euros. "En la organización de este evento he contado con el apoyo de tres 'redeiras' que son Marta Calvo, Alicia Bolaño e Irene Garrido. Estamos muy ilusionadas con el encuentro presencial, tenemos muchas ganas de verlas, de compartir y pasarlo bien", asegura Veiga.

Talento en la propia red

Otras de las diferencias con otros grupos de mujeres profesionales, según destaca la creadora de Redeiras, es que, además de su propia experiencia, se busca talento dentro del grupo. "En los grupos de emprendedoras, normalmente traen expertos de fuera, aquí se busca talento dentro de la propia red, así además de impartir yo una formación de esa temática, se abre una mesa redonda con 'redeiras' que son también especialistas en esa materia. Todas pueden participar en cualquier mesa, proponer temas para el siguiente 'encontro'...".

Mariam Veiga asegura que Redeiras se va convirtiendo en una pequeña familia, donde la cercanía es fundamental para que todas las participantes se suentan cómodas y con ganas de aportar. "Se genera una confianza muy bonita y es importante para que todas quieran participar y no tengan vergüenza, como puede suceder en otros eventos más multitudinarios. La idea es que todas se sientan igual de protagonistas que el resto. Si alguien quiere proponer, preguntar o participar en una mesa redonda, hay completa libertad".

¡Síguenos en Facebook!
TEMAS:
Economía