El Español
Actualidad
|
Galicia

La Xunta y el BDRI de O Grove trabajan para minimizar la interacción de orcas con veleros

La presidenta de Portos de Galicia se reunió con la directiva de la entidad para impulsar fórmulas que potencien el conocimiento y la prevención para hacer frente a esta problemática, como acciones disuasorias o sistemas de alerta
Orcas pasando por Fisterra.
CEMMA
Orcas pasando por Fisterra.
Ofrecido por:

La Consellería del Mar, a través de Portos de Galicia, está trabajando en la búsqueda del mayor conocimiento posible del comportamiento de las orcas con la finalidad de determinar líneas de actuación para minimizar las interacciones de estos animales en la navegación de embarcaciones a vela y aumentar la seguridad. Con este objetivo, la presidenta de Portos de Galicia, Susana Lenguas, se reunió con el director y con técnicos del centro Bottlenose Dolphin Research Institute (BDRI), con sede en O Grove y especializado en el estudio del comportamiento de los cetáceos.

La representante del ente público manifestó su preocupación e interés en avanzar en la investigación y muestreo ante esta situación y su impacto en la actividad náutico-recreativa de la comunidad, donde los gestores de los puertos deportivos han constatado una mayor preocupación de los navegantes por esta cuestión.

Asimismo, subrayó la necesidad de ahondar en posibles herramientas que trasladen calma al sector para evitar la afectación a los tránsitos y al turismo náutico. Con este objetivo, fruto de este encuentro, se formularán próximamente diversas propuestas de investigación en la línea de definir medidas disuasorias o sistemas de alerta de presencia de estos animales.

Fenómeno reciente

Ambas partes coincidieron en este encuentro en que se trata de un fenómeno reciente (los primeros casos fueron registrados en 2020) que tiene especial incidente en la franja atlántica, entre el estrecho de Gibraltar y la costa gallega. Desde entonces han proliferado los encuentros de estos cetáceos con navegantes a vela dado que la época del año en la que las orcas recurren estas aguas se desplazó, coincidiendo con la mayor actividad náutica. El BDRI trasladó que, a priori, la interacción con los navegantes se explica como un juego de los cetáceos en su aprendizaje como depredadores.

En la reunión se puso también de manifiesto el incremento de la natalidad en la colonia de orcas el pasado año, una especie que está protegida y en peligro de extinción y de la que se estima que existen en torno a 80 ejemplares entre Gibraltar y el Reino Unido.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad