Derechazo de Antonio Grande

Derechazo de Antonio Grande Plaza 1

Toros FERIA DE SAN ISIDRO

Buenas sensaciones de Antonio Grande; el valor de Diego San Román

Vigésimoprimera de abono.- Se presentó en Madrid Grande con una buena actuación. Valiente San Román. Sin raza la novillada de Fuente Ymbro.

El segundo era alto, para que Antonio Grande supiera lo que es Madrid. Debutaba este lunes. Fueron muy toreros sus dos primeros lances en la plaza, rodilla en tierra la verónica. El torillo empujó sin ganas en el caballo. Diego San Román hizo un quite por gaoneras bueno. Respondió Grande con chicuelinas del aire de Juli, abierto el compás. La media de rodillas tuvo la torería de los hambrientos. De rodillas también —no pienso escribir hinojos— no le salió el farol, que no volvió a intentar. Hostelero tenía calidad. Se entendieron en todas las tandas, puesta la muleta. Fluyó un pase de pecho, cambiando de pitón el toro, la ligazón perfecta. Al natural hubo importancia. Estuvo listo, resolviendo. Un parón se lo sacó por la espalda, cuando ya le gritaban “ponte de frente”. Pero cómo se va a poner en frente con el novillo parado en la barriga. Son cosas inexplicables. Aprovechó las embestidas. Se barruntaba la oreja cuando pegó un petardo con la espada.

La tarde estaba espesa, por las embestidas vacías de los fuenteymbros. Al quinto novillo llegamos aletargados. No ayudó Pardillo a despertarnos, sin empuje, tan acabado. Grande tuvo que tirarse a matar sobre el carretón.

Agarró bien el puyazo Tito Sandoval. La tafalleras de San Román fueron tropezadas. La lidia no fue limpia. Se colocó el novillero en los medios para enganchar el natural, cargada la suerte. Pasó cerca, huyendo a toriles. Después a los terrenos del 2 y de ahí al 9. Embestía con la rabia del manso. Muy firme San Román, aguantando las oleadas. Le cerró las puertas al rajado en una tanda estrecha, parado el bicho. Tiró de él sin perderse en rodeos. Valor y ya está. Llegó la voltereta. Un pitón se deslizó como una serpiente por el hueco de la chaquetilla. El golpe no lo hirió. A las bernadinas llegó la gente asustada. Cerrado en tablas se tiró a matarlo. Otra vez el novillo le echó mano, sin muleta, en el estertor de la muerte.

Diego San Román sufrió dos volteretas

Diego San Román sufrió dos volteretas Plaza 1

El sexto fue el más hecho, con esas hechuras de toros de provincia que a veces tienen los utreros en Madrid. Tenía bodega de toro. Qué bien lidia Trujillo, sin venderse. No se explaya. No hay ninguna metáfora en sus capotazos. Tiene la escuela de Carretero. Citó al toro parado con suavidad. Diego San Román se echó a tierra. No quería cuentas el fuenteymbro, rajado, para variar. Lo pasó por ambos lados. De pie, lo quitó de las querencias. No era fácil el toro. A los gañafones se unían las miradas. Un guiño en cada embroque. Fue un milagro que se levantara el novillero: el toro lo cogió, rebotando en los pitones varías veces. Se lo pasó de una punta a otra hecho una pelota, quedando colgando de la zonas blandas. Estuvo bien San Román, sin aflojarse. Fueron buenos los derechazos a la media embestida, metido en el terreno del toro, ya derrotado. A esas alturas, la gente no tenía demasiadas ganas de ver el arrimón. Aplaudieron más cuando se fue a por la espada. Lo siento: qué pesados con las bernadinas.

Juanito vestía de azul cielo y oro, que es el color de los jóvenes. El novillo de Fuente Ymbro tuvo varias arrancadas con intensidad. Humillaba, la verdad. Por la derecha lo entendió mejor. A la faena le faltaba reunión, algo que transcendiera. Los muletazos eran buenos. Más en línea recta. Cierta prisa en tirar de la embestida. Volante perdió la repetición pero no el celo.

Juanito hizo un esfuerzo con el cuarto. El inicio fue vertiginoso, cambiándose la embestida por detrás. La cosa estaba apretada. No se desplazaba el novillo ni con la inercia. Se puso a torear rápido. Un desarme lo solventó con un molinete invertido. Tragó, esperó y tiró de la embestida. Laminado no regalaba nada. También se fue por bernadinas. El futuro de la fiesta es una bernadina gigante donde cabemos todos. La estocada no fue efectiva y tuvo que descabellar. Se tiró bien al encuentro.





FICHA DEL FESTEJO


Monumental de las Ventas. Lunes, 3 de junio de 2019. Menos de media entrada. Toros de Fuente Ymbro, 1º con celo, bueno el 2º, 3º rajado, 4º sin empuje, 5º parado, 6º complicado.

Juanito, de azul cielo y oro. Espadazo. Un descabello (silencio). En el cuarto, buena estocada algo trasera al encuentro. Un aviso (silencio).

Antonio Grande, de blanco y oro. Pinchazo en la suerte de recibir, metisaca en los bajos y espadazo (palmas). En el quinto, pinchazo y espadazo (silencio).

Diego San Román, de lila y oro. Espadazo algo trasero y un poco caído (palmas). En el sexto, buena estocada. Un aviso (ovación).