Los Bomberos de Alicante consiguieron rescatar a la joven, que había caído cinco metros.

Los Bomberos de Alicante consiguieron rescatar a la joven, que había caído cinco metros.

Sucesos

El peligroso 'selfie' de una menor en Alicante: herida tras caer a un pozo de cinco metros

Los Bomberos han tenido que rescatar a la joven después de que cayera al interior de un antiguo depósito de agua desde unos cinco metros. 

Noticias relacionadas

Una adolescente de 15 años ha sido rescatada por los bomberos tras caer al interior de un antiguo depósito de agua en Xàbia (Alicante) desde unos cinco metros de altura cuando, al parecer, trataba de hacer unas fotos, según han informado este lunes a Efe fuentes próximas al caso.

Una vez rescatada, la joven fue atendida por personal sanitario de arañazos en un brazo y, en principio, no presentaba "lesiones graves ni fracturas", han explicado las mismas fuentes. El suceso ocurrió este domingo, poco antes de las 15.45 horas, en un pozo enclavado en la calle Alfarrasí de esa localidad del norte de la provincia alicantina, cerca de Molinos de la Plana, en el Montgó.

La chica se cayó al pozo por una trampilla que, al parecer, estaba abierta y quedó atrapada dentro. Tras ser alertados del percance por el servicio de emergencias 112, los bomberos acudieron al lugar y pudieron rescatarla, usando una escalera que introdujeron en el hueco. En el rescate también participaron la Policía Local, la Guardia Civil de Xàbia y una ambulancia.

A principios de este verano, dos jóvenes -de 21 y 22 años- murieron tras caer al vacío al querer hacerse unas fotografía en Alicante. Los hechos ocurrieron la tarde del 3 de julio cuando tres británicos, todos ellos veinteañeros, se encontraban en el paseo marítimo de Punta Prima, una zona elevada con balaustrada o barandilla que discurre en torno a la playa del mismo nombre. Por causas que se investigan, dos ellos se precipitaron al vacío desde una altura de entre diez y doce metros, en circunstancias todavía por determinar, aunque los primeros indicios apuntan a que se habría producido al "querer hacerse una foto", al parecer al otro lado de la barandilla, señalaron a Efe fuentes de la Guardia Civil.