Imagen de la furgoneta difundida por la Policía.

Imagen de la furgoneta difundida por la Policía.

Sucesos

Esta es la furgoneta negra Volkwagen Transporter T4 que intentó secuestrar a dos niños en Madrid

Los vecinos del barrio de Lucero andan conmocionados por dos intentos de rapto a menores en menos de una semana. 

Madrid

“¿No has oído lo de la furgoneta?”. De esta manera reprendía una madre a su hijo por separarse de ella esta mañana en el barrio madrileño de Lucero. La razón: dos intentos de secuestro en menos de una semana. Los objetivos de ambas intentonas eran chicos menores de edad que fueron llamados a subirse en una furgoneta negra Volkswaggen Transporter T4 negra, según una nota informativa interna de la Policía. Las denuncias de los hechos fueron puestas los días 3 y 10 de octubre. 

La misma nota asegura que los menores eran alumnos del Colegio Ntra. Sra. de las Escuelas Pías, sin embargo, la dirección del colegio afirma que solo uno de los chicos pertenece al centro. El alumno, que cursa 1º de la ESO, se encuentra perfectamente

La noticia, adelantada por El Cierre Digital, ha corrido rápidamente por los colegios de la zona y por los grupos de Whatsapp de padres, que se muestran muy atemorizados. ”Tengo una hija de seis años y ando acojonado”, aseguraba un padre a la salida del colegio. “No pienso separarme de mis niños”, añadía otra madre. Todos los centros consultados han lanzado la alerta y han tomado precauciones. Por el contrario, un grupo de chavales de edades similares a la de las víctimas le quita hierro al asunto: “Yo nunca me subiría al coche de un desconocido. No soy idiota”. Todo el corrillo asiente. 

Los hechos tuvieron lugar en la esquina de las calles Francisca Armada con Carlos Fuentes, en el distrito Latina. El primer intento fue denunciado por el Club Deportivo Linces, que avisó de que uno de sus chavales había sido perseguido por una furgoneta. Según relató el club, el niño iba con su padre cuando se separó un momento y en ese instante un ocupante del vehículo quiso llevarle dentro ofreciéndole chucherías. Inmediatamente el niño corrió atemorizado hacia sus padres, que avisaron a la Policía.

Los clubes de la zona también han dado la voz de alarma, ya que ambos intentos se registraron cuando los chicos salían de hacer deporte después de clase. Quieren “proteger en medida de lo posible a los jugadores y sobre todo unirnos para poder coger a este individuo". Ya se han unido el CD Goya, Yébenes San Bruno, Juventud los Carmenes, Cantera y Ferilan.

Ambos intentos fueron registrados por la tarde, entre las 14 y las 20 horas. Todos los vecinos de la zona consultados conocen la noticia, aunque ninguno afirma haber visto nada fuera de lo normal. Por su parte, la Policía no ha facilitado más detalles del caso. Aseguran que hay una investigación en marcha y hacen un llamamiento a la cautela.