La Guardia Civil ha detenido a la mujer por difundir imágenes de carácter sexual.

La Guardia Civil ha detenido a la mujer por difundir imágenes de carácter sexual.

Sucesos

Una alicantina difunde imágenes sexuales de su expareja para que le despidan del trabajo

El hombre envió esas fotografías cuando ambos comenzaron una estrecha relación de amistad. Él decidió finalizarla y ella no logró aceptarlo.

Noticias relacionadas

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alcoy (Alicante) a una mujer por difundir fotografías de contenido sexual de su expareja entre los familiares de la víctima y sus compañeros de trabajo con el propósito de provocar su despido.

La investigación se inició cuando el perjudicado interpuso una denuncia en la que explicaba que había conocido por motivos laborales a la mujer, con la que inició una relación de amistad que cada vez fue más estrecha e íntima. En este contexto, el hombre envió voluntariamente fotos íntimas a la sospechosa, según han explicado
las fuerzas de seguridad en un comunicado.

Pasado un tiempo, el denunciante decidió poner fin a la relación pero la mujer, al parecer, no aceptó la ruptura y decidió difundir las imágenes íntimas que poseía. La ahora detenida, supuestamente, envió las fotografías de carácter sexual al domicilio de la víctima a través de tres cartas postales. También las difundió en la empresa donde trabajan por correos electrónicos.

Al parecer, la mujer pretendía perjudicar a este hombre tanto en la esfera personal como profesional e, incluso, intentó que la víctima perdiera su puesto de trabajo. Los agentes encargados del caso detuvieron a la mujer 47 años por los delitos de descubrimiento y revelación de secretos. El Juzgado de Instrucción Número Ocho de Alicante encargado del caso impuso una Orden de Alejamiento y prohibición de comunicación de la detenida con el perjudicado.

Este delito de descubrimiento y revelación de secretos se conoce como 'sexting', una modalidad que consiste en que la víctima se realiza fotos íntimas y de índole sexual para luego remitirlas de manera voluntaria a otra persona, y esta sin permiso de la víctima las difunde a terceras personas con el fin de causarle un perjuicio.