La residencia 'Oasis', donde se ha producido el incendio

La residencia 'Oasis', donde se ha producido el incendio

Sucesos

Cinco ancianos heridos tras declarse un incendio en una residencia de Benicàssim

Un hombre de 65 años ha sido trasladado al hospital La Fe con el 25% del cuerpo quemado.

Cinco ancianos han resultado heridos, uno de ellos grave por quemaduras y cuatro leves por inhalación de humo, en el incendio registrado este sábado en una residencia de la tercera edad de Benicàssim (Castellón), del que se investiga si ha podido ser causado por un cortocircuito eléctrico.

El fuego ha comenzado poco antes de las ocho de la mañana en una habitación de la primera planta de la residencia de mayores 'Oasis', ubicada en la urbanización La Parreta de Benicàssim, y aunque quince minutos después las llamas habían quedado controladas, el humo ha afectado a las dos plantas de las instalaciones.

En ese momento había en el centro un centenar de personas, y con el fin de garantizar la seguridad en la evacuación se ha mantenido a unos cincuenta ancianos en sus habitaciones hasta que se ventilaran los pasillos y poder trasladarlos al exterior, lo que en algunos casos se ha hecho a través de las ventanas, según la Guardia Civil.

Ya en el patio exterior, el personal sanitario desplazado al lugar -dos unidades del SAMU y dos de Soporte Vital Básico- ha revisado uno a uno a los ancianos y ha determinado el traslado de cinco ellos al Hospital General de Castellón.

Cuatro de ellos estaban heridos leves por inhalación de humo -dos mujeres de 87 y 93 años y dos hombres de 87 y 91-, mientras que un hombre de 65 años, al parecer el inquilino de la habitación donde ha comenzado el incendio, presentaba quemaduras en el 25 % del cuerpo y ha sido evacuado a la Unidad de Quemados de La Fe de València.

Agentes de la Guardia Civil de Policía Judicial de Oropesa (Castellón) y de la Policía Judicial de València especialistas en incendios se han hecho cargo de las investigaciones para esclarecer las posibles causas del incendio, entre las cuales está un cortocircuito eléctrico, y las diligencias han sido remitidas al Juzgado de guardia de Castellón. 

El fuego se ha dado por extinguido a las once de la mañana, y aunque tras ventilar el humo la medición de gases parece que no presenta problemas algunos residentes no podrán volver este sábado a sus habitaciones, sobre todo las más próximas a la del inicio de las llamas, debido a los restos de hollín y humo, han señalado fuentes del Consorcio de Bomberos.

De hecho, desde la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, cuya directora territorial en Castellón se ha trasladado a la residencia, que es de titularidad privada, por si era preciso buscar plazas para realojar a residentes, se ha informado de que tres de ellos serán atendidos en la residencia de Burriana (Castellón) .

En la actuación ha intervenido personal de la Guardia Civil de Benicàssim y Torreblanca, Policía Local de Benicàssim, cinco dotaciones de bomberos (cuatro del Consorcio y uno del Ayuntamiento), la Unidad de Policía Nacional Adscrita y servicios sanitarios, que han agradecido la colaboración del personal del centro en el dispositivo.