Avispa asiática

Avispa asiática

Sucesos

"Le quedan horas de vida": una avispa asiática deja en coma a un hombre de 32 años en Asturias

El hombre, alérgico a las picaduras de avispa, se inyectó adrenalina pero no le hizo efecto por ser de una especie más peligrosa.

Un hombre de 32 años permanece en coma tras recibir una picadura de avispa asiática en el concejo de San Tirso de Abres, en Asturias.

La víctima, que responde a las iniciales M.A.C. y es alérgica a este tipo de picaduras, se inyectó adrenalina en su casa tras el suceso, pero no le hizo efecto y se desvaneció.

Según cuenta el diario El Comercio, todo ocurrió este martes mientras se encontraba desbrozando las lindes de un terreno. Fue allí donde recibió la picadura de una vespa velutina, más conocida como avispa asiática, más grande y peligrosa que la avispa a la que estamos acostumbrados. 

El propio hermano de la víctima comunicó en las últimas horas de este jueves a este medio que "Le quedan horas de vida", explicando que su actividad cerebral "se le va reduciendo poco a poco, por lo que no hay vuelta atrás".

Tal y como explica El Comercio, el camionero de profesión de 32 años sufre un daño cerebral irreversible por una escasez de oxígeno prolongada de varias horas.

La principal hipótesis es que el insecto se encontraba "en un neumático abandonado en el lindero de la finca". Estas avispas suelen anidar en lugares húmedos, como puede ser perfectamente algún recoveco del neumático que albergase agua, bien por el riego o bien por las lluvias.

De hecho, la especie se introdujo en Europa (Francia) en el año 2004, a través de un lote de neumáticos transportados en barco desde el sudeste asiático. Hasta seis años más tarde no se notificaron los primeros avistamientos en España y a día de hoy se han extendido por todo el norte de España: País Vasco, Navarra, Cantabria, Asturias, Galicia y Cataluña, aunque también se han producido avistamientos en La Rioja y en alguna provincia de Castilla y León (Burgos).

Por ello, desde el año 2013 esta especie estárecogida dentro del Catálogo español de Especies Exóticas Invasorias.

Según la organización Ecologistas en Acción, las picaduras de avispa asiática provocan al año entre cuatro y cinco muertes. Además, avisan de que se estima que el 3 % de la población española sufre reacciones alérgicas generalizadas por la picadura de estos insectos.