Puerta del León del Alcázar de Sevilla, donde tuvieron lugar los hechos.

Puerta del León del Alcázar de Sevilla, donde tuvieron lugar los hechos. E.E.

Sucesos

Un hombre orina sobre turistas al grito de "Alá es grande" en el Alcázar de Sevilla

El hecho, que tuvo lugar en diciembre, fue silenciado por el Ayuntamiento de Sevilla porque evidencia fallas en la seguridad. 

Un hombre de origen africano ha desatado el pánico en el Real Alcázar de Sevilla tras ponerse a orinar sobre los turistas mientras gritaba "Alá es grande" en árabe. De 40 años, lo hizo tras observar que no había ningún agente de seguridad en la Puerta del León por la que se entra al recinto. 

El incidente tuvo lugar durante la pasada navidad pero fue ocultado por parte del Ayuntamiento porque evidenciaba las escasas medidas de seguridad que hay en el recinto, según informa el ABC de Sevilla, que es uno de los que más turistas visitan y, por ello, un sitio sensible para la seguridad. 

Aunque tras los atentados de Barcelona el Real Alcázar cuenta con bolardos disuasorios para evitar posibles atropellos, en el momento en el que tuvieron lugar los hechos la respuesta fue lenta: las autoridades tardaron más de 10 minutos en llegar. Esto generó un estado de nerviosismo notable entre la gente ya que le hombre, de complexión fuerte, gritaba de manera muy violenta. 

Según el ABC, los guardias de seguridad del recinto no pudieron reaccionar porque estaba fuera de su jurisprudencia, al encontrarse en la calle, y por ello tuvieron que llamar a la Policía. Cuando los agentes llegaron, el hombre ya se había ido. Actualmente hay una investigación en curso para averiguar la identidad del hombre. 

El uso de la frase "Alá es grande" es muy común en la comunidad musulmana e incluso se repite varias veces durante los rezos. Pero también la usan los terroristas islámicos antes de cometer atentados, por lo que el hecho de que alguien se ponga a gritarla en un sitio turístico genera inevitablemente una sensación de alarma.